Con el apoyo del Programa Nueva Ingeniería para el 2030, la profesora Claudia Pabon ha liderado la investigación y creación de un nuevo biodigestor de uso doméstico denominado Compact 2. La iniciativa consiste en un contenedor hermético de un tamaño reducido, que permite su instalación en espacios reducidos como pequeños patios o balcones de departamentos.

Compact2 produce biogás y abono natural a partir de residuos orgánicos como restos vegetales. Al tratar los desechos orgánicos producidos por una familia de cuatro personas, que promedia los dos kilos, este biodigestor permitirá producir biogás suficiente para cocinar por una hora al día. Además, genera un líquido fertilizante rico en nutrientes que puede ser utilizado en el jardín.  Estos beneficios significan ahorros anuales promedio de 100.000 pesos chilenos para las familias, y beneficios sociales y ambientales como ahorros potenciales para municipios de 25.000 pesos anuales por familia por concepto de la no disposición de residuos, y, emisiones no generadas de  1,5 ton CO2 por familia año equivalentes a  recorrer 5.000 km en un auto urbano.

El proyecto surgió cuando la profesora Claudia Pabon cursaba su postdoctorado en Holanda, tras regresar a nuestro país continuó perfeccionándolo hasta lograr este prototipo más pequeño y amigable. Con el apoyo de Ingeniería 2030, ha sido posible avanzar en la fase final del diseño industrial, prototipaje y pilotaje, así como en el proceso de patentamiento de esta nueva tecnología.