Jornada reunió en Ingeniería UAI a representantes de instituciones públicas, empresas privadas y academia para responder tres grandes preguntas.


Con el objetivo de generar una instancia de conversación entre investigadores y representantes de empresas, para buscar soluciones a los desafíos que ya está trayendo consigo el cambio climático, el Centro UAI Earth organizó el “Encuentro Academia-Empresa: Cambio climático y los desafíos para el 2030”.

La jornada, que estuvo enmarcada dentro del Programa Ingeniería 2030 de Corfo,  apuntó a resolver tres disyuntivas principales: ¿Cuáles son los aportes necesarios desde la academia para apoyar el diseño y evaluación de políticas públicas?, ¿Cómo puede la academia apoyar una transición energética alineada con la Contribución Prevista y Nacionalmente Determinada (INDC por sus siglas en inglés) presentada ante la Convención Marco de las Naciones Unidas sobre Cambio Climático y las metas de Desarrollo Sostenible? Y, ¿Qué desarrollos son necesarios para avanzar hacia una economía circular urbana?

La actividad fue encabezada por el profesor de la Facultad de Ingeniería y Ciencias y director del centro UAI Earth, Raúl O’Ryan, quien se refirió a la multiplicidad de aristas científicas que componen el cambio climático y las medidas que debemos tomar como sociedad para avanzar hacia una economía baja en carbono. O’Ryan, invitó a los asistentes a generar, a partir de este encuentro, nuevas preguntas de investigación para enfrentar el futuro que se avecina y explicó que “fuentes emisoras desde la generación de energía, los hogares, la agricultura y el uso del suelo han afectado las características del clima y las temperaturas medias, generando grandes impactos. Desde el aumento del nivel de los mares, hasta un conjunto de enfermedades contagiosas, muertes y hambrunas, están asociadas al calentamiento global”, indicó el investigador.  

En el segundo bloque del encuentro, que abordó el Diseño y evaluación de políticas públicas,  participaron Raúl O’Ryan y el profesor de Energía y Medio Ambiente y también  investigador del Centro Earth, Shariyar Nasirov. Este último expuso sobre cómo modelar los impactos económicos, sociales y ambientales de diversos instrumentos de política pública que aportarían a la disminución de las emisiones de carbono. En particular presentó un ejemplo de aplicación de impuestos. 

Tras finalizar estas dos exposiciones, Consuelo Bruno, encargada de Seguimiento y Control de Fondef, Conicyt, participó como comentarista, centrándose en las distintas iniciativas que han abordado en la institución para afrontar el cambio climático. “Desde 2015 comenzamos a trabajar en un plan de acción nacional para el cambio climático. A través de este plan se generó una organización de las distintas instituciones gubernamentales que deben hacerse cargo de esta temática”, señaló.

Nuevas energías bajas en carbono

La tercera parte del encuentro estuvo enfocada en la Transición Energética y contó con las presentaciones  de los profesores e investigadores del Área de Energía y Medio Ambiente Carlos Silva, Gustavo Cáceres y Aymeric Girard, quienes dieron a conocer algunos de los proyectos en los que están trabajando. Carlos Silva se refirió a SERC Chile, Solar Energy Research Center, proyecto Fondap de Conicyt en el que participa junto a investigadores de otras universidades con el fin de promover el desarrollo de la energía solar en Chile.

“Hacia 2012 la energía solar enfrentaba barreras de desconocimiento. Entonces, se planteó definirla como área prioritaria para generar condiciones que integraran masivamente la energía solar y con ello mitigar las barreras, a través de la generación de conocimiento. Nuestro país tiene un excelente nivel de radiación, entonces además de ser un buen lugar para instalar paneles solares, también es un buen lugar para desarrollar tecnologías”, explicó Silva.

Gustavo Cáceres, en tanto, explicó en qué consiste Themsys Initiative, iniciativa del Centro UAI Earth  que busca promover en nuestro país el estudio de materiales térmicos y sistemas que logren mejorar procesos y, a la vez reducir costos, facilitando la toma de decisiones. El profesor Cáceres puso énfasis en la necesidad de “materializar las ideas para lograr reducir las emisiones de CO2. Nos falta más desarrollo en ciencia y tecnología. Nos dimos cuenta de que en nuestro país faltaba mucho conocimiento sobre el manejo del calor, por ello surgió esta iniciativa” y agregó que “la energía solar puede aportar el calor suficiente en todos los rangos de temperatura para cualquier proceso industrial”.

Por su parte, Aymeric Girard se centró en diversos proyectos que abordan áreas como la construcción sustentable, el transporte y la energía sin carbono, en los que está trabajando hace más de 5 años junto a 40 investigadores de diversos países. El profesor explicó que para poder definir los aportes que debe hacer la academia para apoyar el diseño y evaluación de proyectos sustentables, “el investigador debe determinar rápidamente cuáles son las necesidades, a través de la simulación básica y a la vez detallada”.

En esta oportunidad el encargado de comentar la presentaciones fue Javier Bustos, jefe de la División de Prospectiva y Política Energética del Ministerio de Energía, quien destacó este encuentro  “como instancia de interacción  donde es posible conocer cuáles son los trabajos que están desarrollando los investigadores y donde también se discute acerca de algunas necesidades de la industria y sobre nuevas políticas públicas. Porque finalmente en el sector energético cuando hablamos de energía, no solamente nos referimos a energía, sino que también debemos abordar el cambio climático, desafíos en cambios sociales, entre otros”.

Reutilización de residuos

La jornada finalizó con el tema: Metabolismo Circular Urbano que fue abordado por los profesores e investigadores del Área de Energía y Medio Ambiente, Claudia Pabon y José Luis Campos. Ambos presentaron los proyectos en los que participan activamente y que están enfocados en la reutilización de recursos a partir de desechos y reúso de aguas,  así como la implementación de nuevas tecnologías para la recuperación de recursos presentes en aguas servidas.

En este contexto, Claudia Pabon ahondó en la necesidad de disminuir la utilización de recursos que no son renovables y de diseñar iniciativas que apunten a reusar residuos, pues “la mayoría de las ciudades -dijo- funcionan de manera lineal, es decir, que importan sus recursos desde el exterior, los usan, los transforman y luego exportan sus residuos hacia el exterior”.

El cierre de este bloque estuvo a cargo de Sandra Andreu, directora de Sustentabilidad y Desarrollo de Aguas Andinas quien comentó cómo el concepto de Metabolismo Circular Urbano se consolidó como uno de los ejes estratégicos de esta compañía. También se refirió a CETAQUA, Centro de Investigación en el que Aguas Andinas trabaja junto a algunas universidades  para el desarrollo de tecnologías enfocadas en la gestión eficiente de recursos hídricos para su uso sostenible.

Al finalizar el encuentro se generó una discusión abierta sobre las distintas temáticas abordadas, ocasión en la que se destacó la necesidad de generar instancias como ésta, desde donde pueden surgir oportunidades de colaboración entre los sectores público, privado y la academia.