Liderado por alumnos de Ingeniería participan con Emu Alpha, vehículo híbrido que tendrá que completar un recorrido de más de 2.600 kilómetros a través de siete regiones del país. 


Por primera vez un equipo de alumnos de la UAI participa en la Carrera Solar Atacama, la primera en América Latina en la que compiten vehículos solares y la más compleja a nivel mundial. Se trata Electromovilidad UAI, grupo conformado por estudiantes de la Facultad de Ingeniería y Ciencias, la Escuela de Negocios y la Escuela de Diseño, quienes desarrollaron el vehículo híbrido biplaza Emu Alpha. El desafío: completar una ruta de más 2.600 kilómetros en siete días, a través del desierto de Atacama, el más árido y con mayor radiación del mundo.

En esta quinta versión de la carrera que se realiza en Chile desde 2011, 11 equipos de distintas universidades y países se verán enfrentados a diversos obstáculos, técnicos y tácticos, cuya  primera prueba de fuego comenzó con largada en Santiago y continuará con un circuito a través de siete regiones del país, para finalizar en Arica.

“Estamos muy contentos de participar. Comenzamos desde cero. Nadie tenía conocimientos ni sabía cómo hacer un auto solar. De a poco, se fueron sumando diferentes personas que entendían de cada área que comprende la elaboración, como mecánica y energía. Ver esto concretado hoy nos pone muy felices y orgullosos”, señaló Catalina Araya, alumna de Ingeniería Civil Industrial e integrante de Electromovilidad.

La versión 2018 de la carrera cuenta con una serie de novedades que hacen de la competencia una de las más largas y difíciles de todas las realizadas hasta el momento y que tienen como objetivo homologar la prueba con los estándares de la International Solarcar Federation (ISF), entidad a la que pertenece hace algunos años.

Otra innovación es el circuito lineal o continuo. En este formato, los equipos deberán comenzar la jornada en el mismo lugar donde quedaron al terminar el día anterior, a diferencia de otros años en los que el circuito estaba conformado por etapas cerradas.

Además, se incluyeron dos nuevas categorías para los autos solares de mayor tamaño: Cruiser (más de un ocupante) y Challenger (monoplaza),  y dos subcategorías para la Categoría Híbrida: clásica monoplaza y urbana biplaza, que es en la que compite el equipo que representa a la UAI.

“Nuestro auto solar Emu Alpha está impulsado por la fuerza humana con dos bicicletas y por la energía solar que es captada por paneles, que a través de un sistema de telimetría nos permiten ir midiendo datos importantes, como temperatura, voltaje y corriente. Gracias a esto, los ciclistas podrán alertarnos en caso de alguna anomalía en la ruta y así ese podrá reaccionar a tiempo” explicó Javiera Bustos, estudiante de Ingeniería Civil Industrial y miembro de Electromovilidad UAI.

Todas estas reformas contribuyen a que la carrera pueda ajustarse cada vez más a las normas de la ISF, algo que desde la organización del evento esperan conseguir con los años.

Los estudiantes también destacaron el apoyo que recibieron de la Facultad de Ingeniería y Ciencias para sacar adelante este enorme proyecto y concretar su participación en la Carrera Solar Atacama.“Tuvimos clases que fueron impartidas por Gonzalo Pacheco, profesor externo que compitió en versiones pasadas de la carrera y que ahora es parte del jurado. La asignatura se llamó ‘Proyecto de Electromovilidad y Energía Solar’ y, a los alumnos de quinto año, se nos permitió convalidarla por otra. Además, hicimos algunas pruebas en los laboratorios de Energía y de Mecánica. Todos los profesores  han tenido las puertas súper abiertas para cada duda que le hemos planteado respecto al auto” concluyó Camila Sepúlveda, del equipo Electromovilidad UAI y alumna de la carrera de Ingeniería Civil en Energía y Medioambiente.

Por su parte Carlos Silva, profesor y director de la carrera de Ingeniería Civil en Energía y Medioambiente, quien estuvo presente para apoyar al equipo UAI en la largada que se realizó en Parque Araucano, comentó que “como Facultad de Ingeniería y Ciencias estamos orgullosos del grupo Electromovilidad UAI y de todo lo que han logrado. Estaremos monitoreando todo el trayecto hasta llegar a la ciudad de Arica”.

En los años que se lleva realizando Carrera Solar Atacama, se han desarrollado 61 nuevos vehículos, solares e híbridos; han participado más de mil estudiantes universitarios provenientes de nueve países, de Latinoamérica y el resto del mundo y se han visitado nueve ciudades en tres regiones del norte del país: Tarapacá, Antofagasta y Atacama. La primera edición de Carrera Solar Atacama, se celebró en 2011 con una ruta de 1.060 kilómetros y tres días de competencia, cruzando las regiones de Tarapacá y Antofagasta.