Profesor Robert Nerenberg visitó la universidad en el marco de un concurso de internacionalización organizado por la Facultad de Ingeniería y Ciencias.


Presentaciones para alumnos de pregrado en los campus de Santiago y Viña del Mar y un seminario abierto para estudiantes  de postgrado y profesores de Ingeniería de la UAI, fueron parte de las actividades que realizó el profesor Robert Nerenberg, especialista en tratamiento de agua y sustentabilidad y director del Laboratorio de Biotecnología Ambiental de la Universidad de Notre Dame, EE.UU.

Durante su presentación, “Sustentabilidad urbana: Conceptos básicos y oportunidades con la biotecnología ambiental”,  el experto enfatizó en la idea generalizada de que hoy en día lo sustentable “está de moda” y se usa como apellido para todo, sin embargo dijo estar preocupado por la escasa conciencia real que existe sobre el tema. “Es importante educar sobre el verdadero sentido y significado de la sustentabilidad”, planteó ante las miradas atentas de los estudiantes. Lo verdaderamente grave -continuó- es que “la situación puede llegar a ser crítica, si los recursos se utilizan actualmente de manera indiscriminada y casi nadie dimensiona el efecto. Probablemente no seamos capaces de anticipar a tiempo su agotamiento. No nos damos cuenta de lo cerca que estamos del precipicio”. Este diagnóstico poco alentador generó diversas preguntas por parte de alumnos asistentes.

Ante este panorama, Nerenberg planteó como única opción viable, desde su mirada experta, que “debemos cambiar el estilo de vida a través de la creación de mayor conciencia y mayores incentivos para la sustentabilidad”. En ese sentido, invitó a los alumnos a innovar y  aprovechar las oportunidades que la biotecnología ambiental brinda para contribuir a la sostenibilidad en las ciudades. En la Facultad de Ingeniería y Ciencias, el académico de la Universidad de Notre Dame, también dictó un seminario abierto enfocado en el desarrollo eficiente y sustentable del tratamiento de aguas a través del uso de biofilms.

La visita del profesor Nerenberg a la UAI fue impulsada por Juan Pablo Pavissich, director de la carrera de Ingeniería Civil en Bioingeniería,  y se realizó en el marco de un concurso de internacionalización organizado por  la Facultad de Ingeniería y Ciencias cuyo objetivo fue el intercambio académico entre profesores de la UAI e investigadores destacados en  distintas áreas de la ingeniería, de universidades extranjeras.

“La visita de un experto en algo tangible y cotidiano como es el desafío de la sustentabilidad urbana, fortalece nuestra misión académica y de facultad de ser motores para el desarrollo sostenible y promover una mayor conciencia ambiental en la sociedad. Nuestros alumnos están muy motivados con las oportunidades internacionales que se están abriendo en el área de la sustentabilidad”, señaló el profesor Juan Pablo Pavissich,  Ph.D in Environmental Engineering and Earth Sciences, quien actualmente trabaja junto a Robert Nerenberg en un proyecto de investigación en el  área de tratamiento de aguas y desarrollo sostenible.

Tras su visita se acordó un convenio de intercambio en investigación entre la UAI y la Universidad de Notre Dame que  implica que, a mediano plazo, se desarrollarán actividades comunes para los alumnos del curso de Desarrollo Sustentable que se imparte en la carrera de Ingeniería Civil en Bioingeniería y en el minor de Bioingeniería. Además, los estudiantes de Bioingeniería UAI podrán hacer su práctica y/o pasantía en el centro de investigación de la Universidad de Notre Dame.

Robert Nerenberg es Ingeniero Civil y Ambiental por la Universidad de Buenos Aires.  En 2010,  recibió el  “National Science Foundation CAREER” uno de los reconocimientos más prestigiosos de la National Science Foundation, agencia gubernamental de EE.UU. que impulsa la investigación y educación en los campos de la ciencia y la ingeniería.  En 2012, fue distinguido con el el premio “Paul Busch”, el mayor reconocimiento de la Water Environment Research Foundation (WERF), otorgado a la investigación en procesos que pueden disminuir significativamente los costos operacionales en las instalaciones de tratamiento de aguas residuales.