Emprendimientos, en las áreas agrícola y forestal, fueron desarrollados en clases por  alumnos de quinto año de ingeniería.


Dos emprendimientos originados a partir de Capstone Projects de alumnos de Ingeniería Civil Industrial, fueron beneficiados con fondos públicos que les permitirán continuar con su desarrollo.  El proyecto LUMAKI, creado por Matías Adrian y Luis Aguilera, enfocado en la agroindustria, se adjudicó recientemente un Fondo SSAF-i (Subsidio Semilla de Asignación Flexible – Innovación) de CORFO. Por otra parte, un modelo de salvataje de bosques desarrollado por los alumnos de quinto año de Ingeniería Civil Industrial, Magdalena Marin, Gianluca Baselli, Felipe Contreras y Matías Lillo para apoyar a empresas forestales afectadas durante los incendios que sacudieron a la Región del Maule durante el verano  pasado,  fue replicado por la Asociación Chilena de Municipalidades organismo que además será asesorado por los estudiantes.

El  Capstone Project se desarrolla en el contexto de dos cursos que son parte del plan de estudios de Ingeniería Civil en quinto año: Taller de Ingeniería y Negocios (TIN) y Taller de Proyecto de Ingeniería (TPI). El objetivo es que los alumnos de las distintas especialidades de ingeniería puedan demostrar, de manera aplicada, el nivel de aprendizaje efectivo de las técnicas de la ingeniería más relevantes aprendidas durante su carrera, así como promover el trabajo en equipo, la multidisciplinariedad y la excelencia.

LUMAKI,  nació en 2016 a partir de un especial  interés de los alumnos Matías Adrian y Luis Aguilera, -actualmente egresados de Ingeniería UAI-  por el área de la agricultura orgánica y los problemas que enfrenta actualmente la agricultura. “Nos dimos cuenta que hoy en día los agricultores, principalmente en el sector de los berries, obtienen sus almácigos de laboratorios in vitro, lo que implica recursos muy especializados con altos costos”, explicó Matías Adrian.

Tras diversas investigaciones dentro de los cursos Taller de Ingeniería y Negocios (TIN) y Taller de Proyecto de Ingeniería (TPI), los jóvenes se enfocaron en el maqui, planta endémica que crece en forma silvestre en el sur de Chile y cuyo fruto posee una gran cantidad de propiedades beneficiosas para la salud. A partir de un prototipo desarrollado en su Capstone Project, Matías y Luis,  idearon un método de clonación 100% natural para esta planta basándose en los fundamentos de la hidroponía. Los autores del proyecto aseguran que LUMAKI “tiene la capacidad de clonar 1.500 plantas por metro cuadrado, lo que permite comercializar plantas endémicas de forma eficiente, en un 40% más barato, natural y sin dañar el ecosistema”.

En el logro del  desarrollo exitoso de su Capstone Project,  los egresados destacaron al apoyo de la Facultad de Ingeniería y Ciencias y, en particular, de la profesora Paula Mellado quien los guió durante todo este proceso. “La UAI y los profesores de la carrera siempre nos transmitieron un sello de innovación y nos fomentaron el emprendimiento”, señalaron.

Ello los animó a postular  al fondo SSAF-i (Subsidio Semilla de Asignación Flexible – Innovación) de CORFO, cuya adjudicación les permitirá  financiar  hasta un 75% del monto total del proyecto y con ello concretar la construcción del recinto de producción de plantas y un prototipo a gran escala.

“Nuestro desafío ahora es crear campos de cultivos de maqui para potenciar otros emprendimientos, elaborar diferentes productos en base a este fruto para ser exportados y con ello fomentar el crecimiento del país”,  concluyen los jóvenes con la esperanza de seguir mejorando la tecnología para la clonación de árboles nativos de forma natural.salvatajebosques

Salvataje de bosques

Otro emprendimiento destacado que se originó a partir de un Capstone Project fue el de los alumnos de quinto año de Ingeniería Civil Industrial: Magdalena Marín, Gianluca Baselli, Felipe Contreras y Matías Lillo. Liderados por el profesor Rodrigo Carrasco y, a raíz de  los devastadores efectos de los incendios que a principios de 2017 azotaron  la zona centro sur del país, los jóvenes desarrollaron un “modelo de salvataje de bosques” para las empresas forestales que fueron afectadas. A través de este modelo, estas empresas pueden optimizar las decisiones y los recursos asignados en casos de emergencia, evitando así tener que tomar medidas drásticas como despidos u otras.

Los alumnos, que en su defensa de Capstone Project obtuvieron la calificación máxima,  explicaron  que a pesar de la magnitud de los incendios “es posible, por ejemplo,  rescatar madera que puede ser comercializable y en este  sentido, el modelo evalúa el retorno esperado de la cosecha de la madera en cada terreno considerando costos y beneficios, para así compararlo con el pago del seguro y determinar qué opción es más conveniente para el empresario”.

Esta herramienta que, además entrega un plan de acción que determina qué terrenos serán entregados a la compañía de seguros y cuáles cosechados, se compartió con  todas las pequeñas y medianas empresas forestales de la zona y se fue presentado a la Asociación Chilena de Municipalidades, entidad que solicitó la ayuda de los alumnos para asesorar a las municipalidades de O’Higgins, Maule y Bío-Bío,  en su relación con las forestales de la zona.

“El apoyo de nuestro profesor guía, Rodrigo Carrasco, ha sido fundamental en el desarrollo de este modelo y nos ha incentivado a seguir adelante con el proyecto, buscando nuevas oportunidades de desarrollo e impulsándonos a postular a concursos de levantamiento de capital como UAI+D Prototypes 2.0”, comentaron los alumnos que desarrollaron el proyecto, el cual en sus inicios también  fue apoyado por Forestal Hueicolla.