La revolución verde y la transformación de la industria

26/12/2018

Diario Financiero . publicado el 26 de diciembre de 2018.


El último informe del panel de expertos de la ONU sobre cambio climático,  concluye que para cumplir las metas del Acuerdo de París, las emisiones de Gases de Efecto Invernadero (GEI) deben caer un 45% al 2030 respecto a las de 2010.  El semanario “The Economist” plantea en su último «Technology Quarterly» que la mejor opción disponible para descarbonizar la economía global está en la electrificación de los combustibles. Se destaca  el hidrógeno cero emisiones. La tecnología de electrólisis, que permite separar la molécula de agua en hidrógeno y oxígeno, está disponible y data del siglo XIX. Con los bajos costos de la energía Fotovoltaica en Chile y la caída de los costos de inversión de los electrolizadores, se podría producir hidrógeno solar competitivo con el diesel, resolviendo además el desafío de almacenamiento de energía.

La electrificación de los combustibles aparece, entonces, como una opción rentable de descarbonizar la producción de bienes y servicios. Dada nuestra posición en minería metálica, no metálica y en energía solar, tenemos las mejores posibilidades de beneficiarnos de la revolución de las energías renovables y la electro movilidad, incluso generando opciones de manufactura sustentable rentable, que hasta hace poco eran impensadas en nuestro país.

En el corto plazo se abren oportunidades extraordinarias en la minería, la industria del cemento, la pesca y la acuicultura. Algunos ejemplos: oxígeno cero emisiones para la industria del salmón y las fundiciones de cobre; la producción de amoniaco solar, tanto para la elaboración de fertilizantes limpios, como para explosivos cero emisiones; mezclar el gas natural con hidrógeno cero emisiones en los procesos de deshidratación para  producción de harinas de pescados; el desarrollo de camiones pesados con inyección dual hidrógeno-diesel, palas y otros equipos móviles para la minería, ya sea duales o fuelcell.  Existen otras oportunidades con tecnologías de concentración de potencia para producir caliza y cemento bajo en emisiones, lo mismo con pellets de hierro.  La convocatoria de CORFO, con aportes de US$ 200 millones del contrato de SQM, para la creación de un Instituto Tecnológico va precisamente en la dirección de generar los centros de pilotaje y capacidades tecnológicas que permitan acelerar el proceso de transformación a una economía más sustentable y productiva. Las ventajas comparativas de Chile han cambiado drásticamente, hoy disponemos de energía verde a costos que son una fracción del que teníamos tan solo hace cinco años. La explosión de la electromovilidad, que hoy se expresa en Chile con la inclusión de los primeros 100 buses eléctricos, abre la posibilidad transformar diversas actividades económicas, creando un círculo virtuoso entre mayor productividad, diferenciación que genera más valor y sustentabilidad local y global.

Publicado en Diario Financiero

Redes Sociales