Ciclo de conversatorios UAI, Sofofa, Consejo Minero y País Circular, reúne a expertos para analizar las oportunidades que abre la transición energética.


La necesidad de avanzar en un debate enfocado en el contenido, dejando de lado la retórica, aparece como una de las principales necesidades frente a los tiempos de la COP25, pero también un análisis de los costos y beneficios de las medidas, enfrentar el desafío que implican la intermitencia de las energías variables y las necesidades de transmisión, así como señales regulatorias y de mercado que no solo incentiven las inversiones, sino que también le den coherencia a las políticas y discursos

Bajo el título “Carbono neutralidad y negocios sostenibles en el marco de la COP25” se abordaron los desafíos que enfrenta el país para alcanzar la meta de carbono neutralidad definida para el año 2050, y el rol que cumplirán en ello los distintos sectores industriales, la academia y el Estado, así como los distintos actores de la sociedad.

La conversación giró en torno al rol que tiene el sector energético de alcanzar este objetivo, considerando que cerca de un 35% de las reducciones necesarias debieran venir desde este sector. “Las universidades, la sociedad civil, las empresas y los gobiernos tenemos que trabajar en conjunto para avanzar en este desafío”, dijo Harald Beyer, rector de la Universidad Adolfo Ibáñez. “Chile no es un gran jugador en la emisión de gases de efecto invernadero, pero por ello mismo tiene la posibilidad de convertirse en un centro de ensayo y error de tecnologías y políticas eficaces para lograr soluciones creativas”, agregó.

Ante la meta de la carbono neutralidad, los desafíos son mayores, y están determinados por una serie de factores que fueron abordados en la conversación, donde Bernardo Larraín, presidente de la Sofofa, y Joaquín Villarino, Presidente del Consejo Minero, pusieron en la mesa los principales temas que hoy marcan el debate en esta materia, y posteriormente un panel compuesto por el subsecretario de Minería, Ricardo Irarrázabal; el presidente ejecutivo de Collahuasi, Jorge Gómez; y el gerente general de Colbún, Thomas Keller, debatieron en profundidad sobre sus alcances y necesidades.

Revisa la nota completa aquí