Director Ejecutivo de Asociación de Empresas Eléctricas: “Durante tiempo nos dedicamos a hacer proyectos sin institucionalidad ambiental”

21/06/2012 Noticias

Con el objetivo de analizar las dificultades que enfrenta el desarrollo de la infraestructura eléctrica nacional y los desajustes entre  la oferta y la demanda de energía eléctrica  en el contexto de conflictos ambientales y sociales, la Facultad de Ingeniería y Ciencias en conjunto con el Centro de Innovación en Energía de la UAI, organizó el  foro: Desafíos del sector eléctrico chileno.  La actividad contó con la participación del Director Ejecutivo de la Asociación de Empresas Eléctricas, Rodrigo Castillo, y del ex ministro de Obras Públicas y director del Diplomado en Regulación Económica  (DRE) que imparte la facultad, Eduardo Bitran.

El foro  comenzó con la presentación  de Rodrigo Castillo  sobre: Desarrollo  Eléctrico, Desafíos Ambientales y Ordenamiento Territorial, donde señaló que «tenemos una normativa poco clara y ese es un problema. Durante mucho tiempo en Chile nos dedicamos a hacer proyectos sin institucionalidad ambiental. Con el avance al desarrollo no era posible continuar desarrollando proyectos de esa forma”, y agregó que la solución de los problemas de oferta eléctrica por conflictos ambientales, «no se resuelve prohibiendo la participación ciudadana e imponiendo las soluciones,  sino mejorando la regulación, eliminando ambigüedades, fortaleciendo y respetando las instituciones”.

En este contexto, el representante de la Asociación de Empresas Eléctricas recordó proyectos como el de la central termoeléctrica Barrancones, en la Cuarta Región,  que tras pasar los controles ambientales, finalmente y ante la presión ciudadana,  fue cancelado por decisión del Presidente Sebastián Piñera. «La situación dio cuenta de los dilemas que enfrenta la institucionalidad existente en materia ambiental,  de los  riesgos de la ausencia de una política energética y la falta de una definición sobre qué es lo queremos conservar en términos de recursos naturales y a qué costo», puntualizó Castillo.

“El modelo ha perdido fluidez y capacidad de reacción. La única forma de eliminar la movilización, es eliminar los problemas de fondo.  Las decisiones de carácter energético deben ser técnicas y económicas y tomadas por gente experta, no obstante hay aspectos estratégicos ambientales en que la opinión de la ciudadanía es fundamental, de eso se trata  la democracia”, agregó el experto quien también hizo un llamado  a los líderes políticos «a tomar en consideración estas visiones y a educar y hacer explícitos los costos de las alternativas»  para lo que se requiere “liderazgos legítimos y con visión de largo plazo”.

foro6dentro

Riesgos a largo plazo

Por su parte, Eduardo Bitran expuso sobre: Reforma Estructural a la Transmisión Eléctrica  y el Aprovechamiento de Recursos Renovablescon una presentación técnica en la que  abordó temas como el concepto  de carretera eléctrica, consumo energético según ingresos, evolución de los precios y  mercado eléctrico en Chile, entre otros.

“Los conflictos que se expresan en el desarrollo de la trasmisión eléctrica no tienen que ver con un problema del funcionamiento de la institucionalidad, sino con leyes que regulan el proceso de otorgamiento de concesiones y servidumbre que adolecen de deficiencias importantes y que deben ser modificadas”, dijo Bitran, y aseguró que “el reciente envío de una ley que mejora el sistema de servidumbre eléctrica es un paso en la dirección correcta”.

Respecto de aquellos que se hacen la ilusión de que los problemas se resolverán inhibiendo el crecimiento del consumo, recordó que el consumo a nivel de hogares, es muy bajo y que Chile está entre los países del mundo con menor consumo en relación a su PIB per cápita. «En el año 2005 estábamos en lugar número 93 y en nuestro camino al desarrollo el consumo per cápita a nivel domiciliario va a aumentar al menos dos y media veces respecto al consumo del 2005, y eso es muy difícil de modificar”.

Bitran también advirtió que los problemas que actualmente enfrenta el sector eléctrico, están afectando la competitividad de largo plazo de la economía chilena y coincidió con Rodrigo Castillo en el problema que genera la variable tiempo. Es decir, el costo que tiene para el país la demora  en el desarrollo de los proyectos de transmisión y generación. “Esta situación -agregó el profesor de la Facultad de Ingeniería y Ciencias- empieza a generar cambios en los  incentivos y se empiezan a generar elementos que en largo plazo pueden deslegitimar el sistema y generar un problema serio de competitividad”, dijo.

Mi opinión, sostuvo Eduardo Bitran,  es que Chile tiene que hacer un esfuerzo por aprovechar sus energías renovables, las que en su mayoría están lejos de los centros de consumo. “Si nos vamos a demorar décadas en implementarlas,  significa que todos estos desarrollos van a llegar tarde y que  los incentivos van a estar trastocados y habrá un desajuste del sistema. Eso crea un impacto de largo plazo. Por lo tanto tenemos que aprovechar estos recursos y hacer una discusión para que el enfoque de los Estudios de Impacto Ambiental (EIA) permitan hacer un análisis más estratégico de la situación ambiental de Chile”, puntualizó.

Redes Sociales