En Feria Científica del Campus Viña se analizó el genoma humano y la predisposición hereditaria

02/05/2012 Noticias

La conferencia inaugural “Genes Humanos: ¿Nacemos predeterminados?”, estuvo a cargo José Martínez, Ph.D en Ciencias y posdoctorado en Bioquímica Estructural en la Universidad de Edimburgo.

Similitud genética entre los seres humanos llega al 99,92%, lo que confirma una alta predisposición a la igualdad. En su ponencia el doctor José Martínez explicó el funcionamiento de los genes, la importancia del genoma humano y cómo estos determinan a los individuos.

“El genoma humano es el evento biológico que marcó la década. Pensamos que nos iba a dar muchas respuestas pero, en cambio, nos dejó muchas preguntas. Pero son las preguntas las que le dan un nuevo aire a la biología”, señaló el académico, destacando la importancia que tuvo esta investigación para muchísimos ámbitos del conocimiento humano. Basta recordar la fuerza con la que repercutió en todo el mundo la publicación del primer borrador del genoma humano en 2001. Había científicos que, incluso, pensaban que a partir de ese descubrimiento se podrían curar todas las enfermedades que aquejaban a la humanidad. Tal era la importancia del genoma.

“Todo comenzó con Gregorio Mendel en 1850”, con esas palabras Martínez empezó  explicando la historia del estudio del ADN. En sólo 150 años se pasó de desconocer totalmente lo que era el ADN, a descubrir de qué estaba compuesto, cuál era su forma, cómo se transmitían los caracteres hereditarios y, finalmente, determinar la secuencia del genoma humano. Todo esto gracias al desarrollo de la biología y la química.

En su conferencia, el  académico puso especial énfasis en la importancia que tuvo el descubrimiento, en 1970, de las enzimas de restricción que permitieron, además, cortar y colocar pedazos de genes en el ADN de otros organismos. Con ello nació el tema «transgénicos». “Estas enzimas le dieron una herramienta a los biólogos. Les permitió multiplicar sus muestras y, así, acelerar su investigación”, señaló.

Hoy en día es posible determinar enfermedades a partir de la composición y secuencia de los genes en los cromosomas. Eso se lo debemos al desarrollo científico de los últimos 150 años. Ya que hizo posible que se descubriera la secuencia del genoma humano y que se determinara que los cromosomas eran, en realidad, fibras de ADN enrolladas en proteínas especializadas. Esto, a su vez,  permitió saber que contenía cada parte del cromosoma.

Intentando desmentir el mito de que los organismos más complejos genéticamente son los superiores, el doctor Martínez realizó la siguiente  pregunta: ¿Qué tan parecidos son los genomas de dos organismos diferentes? La respuesta sorprendió a la audiencia: “entre el ratón y el hombre existe un 80% de similitud”, aseguró. Incluso un elemento tan sencillo como el arroz tiene el doble de genes que nosotros. Por lo tanto, según explicó el académico,  no hay correlación directa entre el número de genes y la complejidad del organismo. La capacidad cognitiva no se puede explicar por el número de genes.

Para terminar, aseguró que los seres humanos somos idénticos en un 99,92%, “lo que confirma la igualdad humana y que no hay razón para creer en la diferenciación de razas superiores o inferiores en ningún aspecto”.

Redes Sociales