Entre el 24 y 25 de octubre el campus Peñalolén de la Universidad Adolfo Ibáñez, recibirá  a más de 250 estudiantes de todo el país en la XXXI versión de este evento.


Tras haber rendido -hace pocos días- una prueba en distintos puntos del país, estudiantes de séptimo básico a cuarto año medio están a la espera de los resultados para la clasificación a la etapa final de la Olimpiada Nacional de Matemática 2019, que se realizará entre los días 24 y 25 de octubre en la Facultad de Ingeniería y Ciencias (FIC) del campus UAI de Peñalolén.

En total, serán 250 los estudiantes los que serán seleccionados para la última etapa la cual consiste en dos jornadas de trabajo. Cada una de ellas contempla la entrega de 4 preguntas de ingenio, creatividad, trabajo y entrenamiento, que los jóvenes deberán resolver en un plazo de 3 horas y media.

El evento, a cargo de la Sociedad Matemática de Chile (SOMACHI)  y cuya final se realizará por primera vez en la UAI, tiene por objetivo incentivar entre los estudiantes el desarrollo de sus potencialidades, la ampliación de horizontes científicos y culturales y, en especial, la búsqueda y apoyo de jóvenes talentosos que puedan encauzar adecuadamente su gusto por la matemática.

Hugo Caerols, Doctor en Ciencias Exactas mención matemática, académico FIC y encargado de la organización de la actividad desde la UAI, aseguró que como universidad “estamos muy contentos, ya que somos la primera universidad privada que asume este rol de querer ayudar y participar en este tipo de iniciativas. Para nosotros es importante apoyar a la SOMACHI y al resto de las universidades que están haciendo un esfuerzo por generar alumnos talentosos”.

En esta misma línea, el profesor Caerols destacó que “las olimpiadas han formado importantes matemáticos, muy connotados a nivel nacional e internacional; personas que han seguido ingenierías y que hoy trabajan en grandes empresas. Entonces, en el fondo, aquí estás trabajando con los estudiantes más destacados del país y recibirlos en nuestra universidad es muy importante”.

Es a través de la Olimpiada de Matemática que sus ganadores se transforman en representantes de Chile en diversas competencias internacionales, tales como la IMO (International Mathematical Olympiad), las Olimpiadas del Cono Sur y las Olimpiadas Iberoamericanas, entre otras.