La profesora de Ingeniería Civil en Bioingeniería y Doctora en Ciencias Biológicas nos habla sobre sus investigaciones y el impacto de la aplicación de soluciones sustentables a la industria. 


En la Facultad de Ingeniería y Ciencias (FIC), la profesora Josefina Poupin, Doctora en Ciencias Biológicas de la PUC, compagina su labor en docencia con el trabajo como investigadora en el laboratorio de Bioingeniería. Trabajo que se ha visto plasmado en artículos científicos publicados en revistas ISI y que la ha llevado a participar como expositora en conferencias nacionales e internacionales. En un sentido amplio -explica- su investigación se enmarca en las respuestas fisiológicas y moleculares de organismos ante factores ambientales bióticos y abióticos, en especial a aquellos impuestos actualmente por el cambio climático. Josefina también es coautora de dos patentes de invención concedidas, una de las cuales está protegida a nivel internacional en distintos países. Recientemente, además, fue nombrada como Directora de Educación Continua de la FIC.

Una de las principales líneas de investigación, y en la que trabaja actualmente, se enfoca en el estudio de interacciones mutualistas entre plantas y bacterias benéficas, analizando cómo los microorganismos pueden ayudar a distintas especies vegetales a tolerar condiciones estresantes como salinidad, sequía y temperatura. En esta área se adjudicó recientemente el proyecto Fondecyt Regular: “Disentangling the role of phenotypic plasticity and mutualistic interactions in the rhizosphere: plant-growth promoting bacteria as drivers of plant adaptive evolution”.

¿Qué te motivó a investigar en esta línea?

Cuando llegué a la UAI quise armar una línea donde pudiera complementar lo que había hecho en mi doctorado con algo que no había explorado y que era la microbiología. Así surgió un proyecto de post-doctorado Fondecyt donde tuve el patrocinio, muy valioso, por parte del profesor de la UAI Bernardo González y una colaboración muy enriquecedora con mis compañeros del área de Bioingeniería.

Uno de los grandes temas de este año en nuestro país es el cambio climático ya que seremos sede de la COP 25. En este sentido, ¿qué beneficios específicos podrían aportar los descubrimientos de tu investigación para enfrentar estos desafíos?

Cada vez se hace más evidente el papel positivo que juegan algunos microorganismos en la salud de otros seres vivos, incluyendo al ser humano. Con los ecosistemas es lo mismo. Hay microorganismos que se asocian a ambientes saludables y como científicos estamos viendo cómo aprovecharlos al máximo para generar soluciones sustentables aplicables a distintas industrias.

¿Cuáles han sido los principales desafíos para traspasar este conocimiento a la industria?

Como toda tecnología que trabaja con seres vivos, hay aspectos complejos que van desde la biología de estos organismos hasta las interacciones entre ellos y con el ambiente. Por eso, el desafío consiste en generar investigaciones rigurosas que a través de la ciencia fundamental den origen a soluciones tecnológicas robustas y eficientes que puedan ser incorporadas por la industria.

¿Cuál es la importancia de generar soluciones científicas para aportar al desarrollo del país? y en este sentido, ¿qué llamado harías a los alumnos y alumnas para que se motiven a investigar?

Generar una sociedad basada en el conocimiento es la gran oportunidad que tenemos como país para transformar nuestra economía, para tener un desarrollo sustentable y para tomar decisiones basadas en evidencia. Necesitamos que los jóvenes hagan suya esta oportunidad y que, a través de la ciencia y tecnología, se transformen en agentes de cambio y usen sus talentos para construir una mejor sociedad.