Julio Covarrubias destacó con el desarrollo de un software que disminuye los tiempos de respuesta de las policías municipales.


“SecuCenter”, un software para mejorar la gestión de la seguridad ciudadana, fue el proyecto con el que Julio Covarrubias, alumno de quinto año de Ingeniería Civil Industrial, obtuvo el segundo lugar del concurso SONDA Safe City Tech Challenge. El certamen impulsado por la empresa SONDA con el apoyo de InnovaChile de CORFO, invitó a alumnos de pregrado de  las carreras de Ingeniería y Diseño de instituciones de Educación Superior de todo Chile a proponer ideas que, a través  del uso de las nuevas soluciones tecnológicas, permitieran generar entornos más seguros para la ciudadanía.

La iniciativa incluyó las categorías o áreas de acción: Prevención y control del delito contra las personas y la propiedad, Manejo y coordinación de emergencias y desastres, Vigilancia y monitoreo de condiciones de seguridad pública y Prevención y control de daños a la infraestructura urbana.

La idea de  Julio,  seleccionada entre las más de cien propuestas que recibió el concurso, consiste en un software que permite  a a los departamentos y direcciones a cargo de la  seguridad ciudadana de las municipalidades, obtener datos desde las distintas unidades logísticas del municipio y conocer así cuáles son los recursos disponibles como patrullas, policías e  información relevante como puntos críticos o grado de avance de los operativos, entre otras cosas. Con ello,  -explicó el alumno de ingeniería- es posible obtener un mapa dinámico de operaciones que puede ser utilizado desde computadores, tabletssmartphones, transformándose en un elemento de gran utilidad para mejorar la gestión operativa.

“Estas funcionalidades repercuten directamente en la rapidez y efectividad de un operativo policial, consiguiendo un mejor alcance de las acciones, mayor eficiencia en el uso de recursos y consecuentemente menores tiempos de espera”, señaló Julio.

Durante el certamen, el alumno de Ingeniería UAI  participó en  los “Talleres Safe City”, instancias durante la cuales los concursantes que fueron preseleccionados recibieron la orientación necesaria para transformar sus ideas en un perfil de proyecto viable.

Para la final del SONDA Safe City Tech Challenge los concursantes preseleccionados debieron realizar un Pitch de sus proyectos ante un jurado conformado por Mario Pavón, presidente de SONDA; Catalina Mertz, directora de Fundación Paz Ciudadana; Claude Puech, director de Inria Chile; Bárbara Silva, directora de Best Innovation y Patricio Feres, gerente de Innova Corfo.

A la ceremonia de premiación, realizada en el edificio corporativo de SONDA, asistió el decano de la Facultad de Ingeniería y Ciencias de la UAI, Alejandro Jadresic, además de autoridades de Corfo y otras entidades de innovación.

Tras recibir su premio, Julio comentó que la clave para llegar a la final del concurso fue “comprender bien lo que el desafío SONDA Safe City estaba buscando, lo cual no era sólo una idea innovadora, sino un proyecto aplicable a la realidad, que funcionara como analgésico a una necesidad real y contingente”.

El alumno destacó, además,  la formación recibida durante la carrera, sobre todo en los “talleres impartidos por la universidad, que rindieron un fruto concreto en mi desempeño en el concurso”.