Escolares pusieron nota a proyectos de fin de semestre del Taller de Ciencias Aplicadas.

En la sede UAI de Peñalolén se realizó el Play Day, actividad final del Taller de Ciencias Aplicadas en la cual alumnos de ingeniería presentaron sus proyectos de fin de semestre -juguetes robotizados  inspirados en animales- a un grupo de más de sesenta niños de 4to básico del colegio Unión Árabe de Peñalolén. Este es el segundo año consecutivo que ese establecimiento educacional participa en esta iniciativa.

Durante la jornada los niños  jugaron, probaron y pusieron nota a los prototipos de robots, entre ellos camaleones, elefantes, cocodrilos, escarabajos, caballos, desarrollados en clases por los estudiantes a través de la plataforma de hardware arduino y controlados remotamente través de un módulo de conexión bluetooth para celulares.

Organizados en grupos de cinco integrantes, cada alumno desempeñó un rol específico para llevar a cabo con éxito el proyecto: un psicólogo encargado de entrevistar a los niños y conocer sus intereses, un coordinador general, un experto en motores, un encargado de diseño y un experto en arduinos.

Para Ignacio Cabrera, profesor y coordinador del Taller de Ciencias Aplicadas, el objetivo de la asignatura está en el “desafío de construir un robot que pueda movilizarse a través de un control inalámbrico, utilizando bluetooth. El trabajo no sólo consiste en aprender cómo trabajan los arduinos, sino que además se trata de desarrollar  un juguete entretenido para los niños”.

Entre los proyectos que más llamaron la atención de los escolares destacaron especialmente los juguetes – camaleón. Uno de ellos que, controlado remotamente  y a través de un sistema de engranaje, debía derribar obstáculos con el movimiento de su cola y patas, y otro que cambiaba de color para camuflarse.

“Contar con un buen programador ayuda mucho al momento de diseñar mecanismos sofisticados para imitar el movimiento de las patas y cola del animal”, explicó durante el “Play Day”, Felipe Echeverría, integrante del equipo que desarrolló el “camaleón”.

Por su parte,  Cristóbal Silva, alumno de ingeniería quien también  participó  en el desarrollo de estos prototipos de robot  agregó: “Los niños nos evaluaron muy bien, les gustó que el juguete cambiara de color y que tuviera incorporado luces Led”.

El Taller de Ciencias Aplicadas está inspirado en el curso Design Nature, de Olin College, EE.UU. y su objetivo tiene relación con la aplicación de las ciencias a dispositivos específicos.