Dispositivos que permitirán a un paciente terminar un período de hospitalización en su casa, sensores de fatiga para bomberos y un sistema de freno automatizado para sillas de ruedas, son algunas de las tecnologías desarrolladas por alumnos de Ingeniería Civil del Campus Viña, organizados en el grupo denominado “Ingeniería de Salud Global-UAI” cuyo objetivo es poner a disposición de la comunidad, soluciones eficaces, de alta calidad y a un bajo costo.

Los estudiantes, que comenzaron a organizarse desde hace meses, han estado trabajando para crear a partir de la ingeniería, soluciones aplicadas al área de la salud pública. Las tecnologías se encuentran en fase de desarrollo utilizando para ello todas las herramientas disponibles en la universidad como por ejemplo las impresoras 3D disponibles para estudiantes de ingeniería.

Para poder constituirse como grupo organizado UAI contaron con el apoyo de la Dirección de Asuntos Estudiantiles (DAE) del Campus Viña del Mar.

Actualmente, son 15 los jóvenes que integran la agrupación que tiene proyectado trascender en el tiempo con la participación de nuevas generaciones de estudiantes y nuevos proyectos.

La iniciativa fue impulsada por el profesor y director de la carrera de Ingeniería Civil en Bioingeniería, Juan Francisco Vivanco, quien señaló que “al comienzo la idea era evaluar con los estudiantes cuáles eran las 10 principales problemáticas que hoy en día afectan a los adultos mayores en Chile. Sin embargo, comprendimos que era imposible hacer un listado tan acotado porque los problemas son muchos más”.

“Los jóvenes tienen la preparación, los profesores los aconsejamos para utilizar sus conocimientos y los recursos disponibles de manera creativa para dar una solución real. Trabajamos con la innovación para mejorar lo ya existente”, agregó el profesor Vivanco.

Ingeniería para mejorar la vida de las personas

Conscientes de esta realidad, un grupo de cuatro alumnos del profesor Vivanco buscó una solución que les permitiera aplicar los conocimientos de ingeniería y utilizar la infraestructura, talleres y laboratorios de la UAI. Así fue como nació el grupo organizado dentro de la UAI “Ingeniería de Salud Global”.

“Nos dimos cuenta de que los cuatro que iniciamos la organización no podíamos resolver todos los problemas y falencias detectadas. Necesitábamos que más alumnos se sumaran a trabajar para entregar una mejor calidad de vida a las personas”, señaló Felipe Rodrigo, estudiante de cuarto año de Ingeniería Civil y presidente de Ingeniería de Salud Global.

Actualmente la agrupación está trabajando en el Sanatorio Marítimo San Juan de Dios, centro asistencial ubicado en Viña del Mar especializado en neurorehabilitación y educación especial para niños, jóvenes y adultos.

Los alumnos de ingeniería están desarrollando, en conjunto con esta institución, dispositivos que faciliten la atención de los pacientes. Paralelamente están apoyando en la habilitación de juegos especiales para la integración de los niños con discapacidad, habilitación de áreas verdes y sistema de regadío.

“La principal motivación es la de realizar una actividad que pueda contribuir a mejorar en algo la vida de las personas y que, además, genere aprendizaje y nuevos conocimientos para nosotros”, dijo Felipe Rodrigo sobre la experiencia.

Ingeniería de Salud Global-UAI, se encuentra en etapa de crecimiento, siempre abierta a que se sumen otros jóvenes. El objetivo es que la organización continúe adelante con las siguientes generaciones de estudiantes, dando paso a la creación de nuevas y más innovadoras tecnologías.