Idear, construir, experimentar y refinar es lo que se hace en los ya tradicionales talleres de Ingeniería Civil de la UAI, semestre a semestre, considerando los más diversos enfoques.

Como lo explicó el vicedecano Marcelo Villena a los alumnos de primer ano, el 2004 se incorporó una metodología innovadora para ese tiempo, el “learning by doing”. “Esto lo aplicamos a lo que hacen los ingenieros. Ponemos desafíos entretenidos y difíciles, basados en solucionar problemas donde no existe una solución dada. Pueden ser múltiples y muy distintas soluciones, que han llegado a sorprendernos a nosotros mismos, los profesores”, comentó.

Por ejemplo, el primer semestre los alumnos deben enfrentar el Taller de Introducción a la Ingeniería, donde deben desarrollar prototipos que cumplan con una meta. Este año se trata de diseñar y construir un “cañón” que pueda lanzar una pelota de golf a un determinado lugar. Para ello, tienen una serie de limitaciones en la forma, tiempo y materiales a utilizar. Allí deberán aplicar, sin conocer en profundidad, la física, mecánica, matemáticas, entre otras disciplinas. En segundo año profundizan en la tecnología.

“El ingeniero de la UAI es innovador, y en el corazón de la innovación está la tecnología. Ahí están los ingenieros, en el centro del mundo creativo”, explica Villena.

Al iniciar el tercer trimestre, el taller de ebussines les exige identificar una oportunidad de desarrollo tecnológico, cuyo primer requisito es que existe un mercado y cuente con potenciales clientes. Para ello, un grupo de profesores con larga experiencia en tecnologías de la información los introduce en cómo detectar oportunidades, y en el uso de herramientas como el cloud computing y el software libre.

Deben aprender a obtener datos, medir variables, monitorearlas y una vez detectada la oportunidad, ofrecer la mejor solución tecnológica posible. Todo, por su puesto, con mucha más creatividad que recursos. Una de las principales motivaciones es desarrollar sus proyectos personales, hacerlo de manera entretenida y sobre todo, experimentar.