El 13 de mayo de 1647 a las 10 pm, Santiago sufrió un terremoto de gran magnitud que destruyó casi por completo la ciudad. El fenómeno hizo estremecer de tal forma a la población de aquel entonces, que se le denominó históricamente como el “terremoto magno”. Al día siguiente comenzó la reconstrucción, por medio de lo que hoy se conoce como un proyecto de ingeniería multidisciplinario, que pese a las dificultades fue implementado con éxito.
Esta gran hazaña por parte de los primeros “ingenieros” de la época fue la razón para que, en 2009, el actual Comité Ejecutivo del Colegio de Ingenieros propusiera establecer el 14 de mayo como el Día Nacional de la Ingeniería, quedando ésta como la fecha oficial del día de la ingeniería chilena.
Fue esta historia local, de fuerza, empuje y liderazgo, la que recordó en su discurso inaugural del Día de la Ingeniería celebrado en el Campus Viña del Mar, el decano de la Facultad de Ingeniería y Ciencias UAI, Alejandro Jadresic.  “Esta es una tradición que permite convocar a toda la comunidad de la UAI.  Hoy los alumnos tienen la oportunidad de nutrirse de las experiencias de aquellos profesionales destacados en el rubro y de interiorizarse en las diferentes especialidades que ofrece la malla curricular en nuestra institución”.
A través de diferentes stands, desplegados en el hall del edificio A los alumnos  pudieron informarse acerca de las diversas especialidades que se deben elegir a partir del sexto semestre de la carrera. Así, los profesores a cargo de las áreas de Industrial, Bioingeniería, Informática y Telecomunicaciones, Energía y Medioambiente, Obras Civiles y Minería, estuvieron respondiendo las preguntas de los estudiantes durante la mañana.
Este año se sumó a la feria de especialidades, “Garage UAI”, una iniciativa conjunta de la Facultad de Ingeniería y Ciencias y la Ecuela de Negocios enfocado a apoyar y potenciar a los emprendedores de la UAI. “Estamos originalmente en Santiago, pero también queremos vincular a los alumnos del Campus Viña del Mar. Es sumamente importante para nosotros recibir las inquietudes de los miembros de la comunidad UAI que deseen emprender. El propósito es ir guiándolos en esos emprendimientos. La idea es emular a un garaje, que es el espacio donde han comenzado muchos de los grandes proyectos que hoy conocemos”, Josefa Villarroel, gerente de Garage UAI.
La jornada -organizada por la Facultad de Ingeniería y Ciencias y el Centro de Estudiantes de Ingeniería Civil (CEIC)- estuvo dividida en distintas actividades entre ellas, conferencias de temas de ingeniería a cargo de destacados expositores.
Antonio Bacigalupo, gerente general de GNL Quintero -empresa de recepción, almacenamiento y regasificación de Gas Natural Licuado (GNL)- estuvo a cargo de la conferencia inaugural de la jornada (ver aquí nota relacionada).
Bacigalupo instó a los alumnos a innovar y a atreverse a enfrentar desafíos por medio de ideas creativas que apunten a cuidar el medio ambiente. “GNL nace como una necesidad después de la enorme incertidumbre que tuvimos con el suministro de gas natural por gaseoductos, provenientes desde Argentina”, dijo.
Premiaciones y charlas 
Además, durante la celebración y como ya es tradición, se hizo entrega  del Premio a la Innovación Tecnológica en Ingeniería 2013 que este año recayó en Rhona S.A., empresa enfocada en diseño y fabricación de equipos y sistemas eléctricos. Este premio -que fue entregado por el decano Alejandro Jadresic al gerente industrial de la empresa, Cristián Neuweiler- reconoce el aporte que realizan en este ámbito empresas o instituciones de la Región de Valparaíso. “Rhona es una empresa innovadora en ingeniería por su constante búsqueda de nuevos desarrollos tecnológicos para el diseño y fabricación de equipos y sistemas eléctricos”, sostuvo Jadresic.
Parte de la jornada incluyó también el reconocimiento a los Mejores Proyectos de Ingeniería 2012 desarrollados por alumnos de Ingeniería Civil de la UAI en  los talleres que se imparten en la carrera.
El reconocimiento recayó en tres proyectos. El primero de ellos fue desarrollado por un grupo de alumnos del Taller de Innovación integrado por Sebastián Arriaza, Brenner Higgs y Maglio Ramos. El taller “busca que el alumno desarrolle capacidades para reconocer oportunidades y diseñar creativamente nuevas soluciones tecnológicas”, explicó Renato Cabrera, director de la Escuela de Ingeniería de la Facultad de Ingeniería y Ciencias de Viña.
Otro de los grupos destacados fue el del Taller de eBusiness integrado por los alumnos Maximiliano Araujo, Pablo Larraguibel, Rocío Riquelme y María Ignacia Williams. “Este taller busca desarrollar capacidades emprendedoras personales y habilidades para dirigir proyectos”, dijo Cabrera.
También fueron premiados los alumnos Camilo Salles, Sebastián Letelier y Joaquín Parto del Taller de Negocios, asignatura que según comentó el director de la Escuela de Ingeniería “busca que los alumnos, aplicando herramientas de Tecnologías de Información, puedan aportar en el análisis de mercados y reconocer la existencia de alternativas”.
Durante la tarde se realizaron distintas charlas relacionadas con la ingeniería marina aplicada en Escocia, el mercado fotovoltaico y experiencias de emprendimiento en el área tecnológica, entre otras. Francesco Fenzo, ex alumno de Ingeniería Civil y actual gerente de BioComeche Agroindustrial de Agrosuper, se sumó a la celebración compartiendo su experiencia como profesional.
Finalmente, se entregó el premio “Desafío de Ingeniería” al equipo que logró cumplir con el siguiente objetivo:  diseñar en papel  la maqueta de un barco que fuera capaz de trasladar, sin romperse, la mayor cantidad de peso entre un punto y otro.