Andrés Gomberoff, académico de la FIC, explica en qué consisten.

El cometa Halley orbita el sol cada 76 años. Millones de personas alrededor del mundo lo vieron pasar hace ya tres décadas, en febrero de 1986. La próxima vez que será visible desde la Tierra será el 28 de julio del 2061. Pequeñas partículas separadas de este cometa forman la lluvia de estrellas Eta Acuáridas que ya comenzó y será visible durante varias semanas hasta el 20 de mayo. Los mejores días para observarla serán hoy viernes 6 y mañana sábado, con una frecuencia aproximada de un meteoro cada 5 minutos. La mejor hora del día es desde las 3 de la mañana hacia el este y el norte, en dirección a la cordillera. Los meteoros suben gradualmente mientras pasan las horas, pero en general siempre la observación debería hacerse en ese sentido, idealmente desde un lugar oscuro y lejos de la contaminación lumínica.

El otro fenómeno astronómico que será visible dentro de los próximos días, ocurre unas 14 veces por siglo cuando Mercurio pasa delante del sol. La última vez que se vio desde la Tierra fue hace una década y la próxima será en noviembre del 2019. Es el tránsito del planeta Mercurio que en Chile se podrá de ver con mayor claridad este lunes 9 de mayo entre 8 de la mañana y 3 de la tarde.

El académico Andrés Gomberoff, PhD en Física y desde este año profesor de la Facultad de Ingeniería y Ciencias de la UAI, explica en qué consisten ambos fenómenos astronómicos y cómo pueden ser vistos desde Chile.

¿En qué consiste una lluvia de meteoritos y  por qué esta en particular tiene relación con el Cometa Halley?

Los cometas orbitan el Sol en órbitas alargadas que pasan muy cerca del astro. Allí se calientan y son golpeados por el viento solar,  evaporando agua y perdiendo masa en forma de polvo o pequeñas piedras. Con el tiempo han formado lo que se conoce como “enjambre de meteoros”, esto es, su órbita se llena de las partículas –meteoros- que ha perdido el cometa. La tierra cruza cerca de la órbita del cometa Halley 2 veces al año. En estos días, meteoros del enjambre ingresarán a la atmósfera terrestre. La mayoría son muy pequeños, del tamaño de granos de arena y se calentarán, brillando y vaporizándose. Por eso, durante las próximas semanas veremos muchas estrellas fugaces.

¿Qué es exactamente el Tránsito de Mercurio?

El planeta Mercurio gira en una órbita más cercana al sol que la tierra. Eso significa que, en ocasiones, puede quedar precisamente en la línea recta que une al Sol y la Tierra. En esos raros casos, Mercurio se ve como una pequeña sombra que cruza el disco solar.

La última vez que ocurrió esto fue hace 10 años y la próxima vez será el 2019 ¿Por qué ocurre cada una cantidad irregular de años?

Cada planeta orbita al  rededor del sol en un plano. Los planetas del sistema solar lo hace en planos muy similares, pero hay pequeñas inclinaciones de unos respecto de otros. Mercurio, por ejemplo, órbita en un plano inclinado 7 grados respecto del de la Tierra. Esto significa que Mercurio cruza el plano orbital terrestre 2 veces cada vuelta completa (88 días terrestres demora aproximadamente cada una). Esas dos posiciones, corresponden a las que tiene la tierra a principios de Mayo y a principios de Noviembre (son puntos opuestos de la órbita, de allí la diferencia de 6 meses). Desafortunadamente, el año terrestre es mucho más largo que el de Mercurio, por lo que cuando este último cruza el plano orbital, la tierra no está necesariamente en la posición correcta para quedar en línea. En algunas ocasiones, como el  próximo 9 de mayo, el cruce será precisamente cuando la tierra pasa por el punto apropiado -esta vez la correspondiente a principios de mayo-. Estas coincidencias se dan entre 13 y 14 veces cada siglo.

¿Se puede ver desde Chile? ¿Cómo?

En Chile se podrá ver entre las 8:12 y las 3:42. Para poder observarlo hará falta algún tipo de magnificación, ya que el tamaño aparente mercurio es muy pequeño. Obviamente, es muy peligroso mirar el Sol, especialmente con magnificación, sin utilizar filtros profesionales.