El profesor y director del Diploma en Regulación que dicta la Facultad de Ingeniería y Ciencias (FIC), Eduardo Bitran, fue invitado por el Banco Mundial para asesorar al gobierno de Polonia en el programa de  innovación que deberá proponer a la Unión Europea (UE) en el marco del Fondo Estructural de Cohesión para apoyar a los países de Europa del Este que ingresaron a la UE a mediados de la década pasada.  Los países, involucrados deben proponer lo que se denomina una “Estrategia de Especialización Inteligente (EEI)” para el periodo 2014-2020.

En términos generales  la especialización inteligente implica un “proceso” de desarrollar una visión compartida público privada que permita fijar prioridades estratégicas en inversión en ciencia y tecnología,  teniendo en cuenta las  ventajas económicas de cada región  y de forma complementaria con sus activos productivos y económicos.

El trabajo culminó con un  “Taller sobre Especialización Inteligente en Polonia”  que estuvo organizado por el Ministerio de Desarrollo Regional de ese país y que contó con la  participación de representantes del Banco Mundial y  de la Comisión Europea, además de autoridades locales, empresarios, académicos, científicos  y ONGs. En concreto, la asesoría del académico de la FIC se enfocó en el  diseño de instrumentos de apoyo para mejorar la vinculación de la investigación universitaria con las necesidades de los clusters con mayor potencial a nivel nacional y regional.

“En los últimos meses he tenido la oportunidad de asesorar a algunos gobiernos de Europa del Este incorporados a la UE, en la elaboración de las Estrategias de Innovación  que deben presentar al Fondo de Cohesión Estructural de la Unión Europea para el periodo 2014-20.  El enfoque que la UE  ha adoptado para  facilitar la convergencia al desarrollo de estos países permite extraer importantes lecciones para nuestro país.  La propuesta de la UE para países emergentes es una política explícita de selectividad y con foco en la inversión en ciencia, tecnología y capital humano avanzado. A eso se le denomina Estrategia de Especialización Inteligente”, sostuvo  Eduardo Bitran, ex presidente del Consejo Nacional de Innovación para la Competitividad (2008 -2010).

El profesor de la FIC agregó que con esta estrategia  se trata de aumentar el impacto y la relevancia de la investigación y desarrollo a través de un proceso de consulta y financiamiento compartido  público-privado  que permita identificar las prioridades en la creación de capacidades en ciencia y tecnología.

“Se requiere opción selectiva ya que estas capacidades son altamente específicas y  su desarrollo es fundamental para promover dinámicas de innovación empresarial.  De la experiencia en el desarrollo de la estrategia de Polonia y Bulgaria, las señales de mercado de donde especializarse en I+D  se obtienen a partir de un proceso de identificación de las necesidades de los  clusters con ventajas comparativas latentes, mayor potencial de desarrollo y  diversificación sofisticada. En la EEI los principales mecanismos de financiamiento de la innovación son programas de consorcio universidad-empresa vinculados a losclusters  a nivel nacional y regional y el cofinanciamiento de la demanda por innovación de las empresas”, concluyó Bitran.