Sobre la importancia de la tecnología en la implementación de políticas para el  manejo de aguas, se centró la exposición que realizó en la UAI  el experto internacional  en manejo y conservación de aguas y representante de EE.UU. en el Instituto Internacional de Agua de Estocolmo,  Jonathan Kaledin.

El especialista que vino a Chile para participar en la Semana del Agua Latinoamérica y cuya  visita a la  UAI fue gestionada por la embajada de EE.UU, dictó  la charla “Water resource regulation in USA: a history of technology and regulatory progress as put into effect through public policy”. En esta  oportunidad también respondió preguntas de los académicos y estudiantes de la Facultad de Ingeniería y Ciencias  entre los que se encontraban alumnos  de las asignaturas de Regulación y Gestión Ambiental  e Ingeniería Ambiental.

Kaledin, abogado de la U. de Harvard y miembro del consejo de directores de la Alianza de Aguas de EE.UU. (U.S. Water Alliance), comenzó hablando sobre la Ley Agua Limpia  (Clean Water Act),  la  primera ley federal en ese país  que reguló la contaminación del agua y que fue promulgada en 1972.

La  Clean Water Act establece como objetivo eliminar la liberación de grandes cantidades de sustancias tóxicas en el agua, la eliminación de la contaminación del agua adicional y asegurar que las aguas superficiales cumplan con las normas necesarias para el deporte y la recreación. La ley  ha sido modificada de forma sustancial en varias ocasiones durante las últimas décadas.

Cuando se promulgó la Clean Water Act, “EE.UU. tenía que lidiar con serios  problemas de contaminación de las aguas, había en ese momento  una discusión doméstica sobre este tema. La meta era que toda el agua  del país  fuera  potable y apta para el nado. La forma de avanzar en esta línea de acción fue  con tecnología”, explicó  Jonathan Kaledin.

En este contexto, el experto estadounidense  comentó que en 1972 las regulaciones estaban basadas en la tecnología  y en ese entonces habían compañías que no podían invertir en la tecnología necesaria. “Cada Estado de EE.UU. tenía que cumplir con laClean Water Act y efectivamente algunas compañías tuvieron que salir del mercado por no poder invertir en la tecnología necesaria”, dijo.

Kaledin además  se refirió a la forma cómo actualmente  están tratando el manejo sustentable del agua en algunos estados de su país, como también los derechos de agua y la distribución del recurso, entre otros temas. Sobre la importancia de la tecnología dijo que  “en los próximos 10 años veremos cambios increíbles en el tema de agua y tecnología” y  agregó que “en EE.UU. aún no estamos muy avanzados en el cuanto a tecnologías para la gestión y el tratamiento del agua. En EE.UU. hay 6 mil plantas para el tratamiento de  aguas”.

Respecto a la desalinización de agua,  sostuvo  que en este aspecto la tecnología está mejorando bastante “desde las más grandes compañías como General Electric y Siemens”. Y dio ejemplos como los de  Texas, en EE.UU,   donde  están desalinizando el agua subterránea.

Esta actividad estuvo  enmarcada dentro de la celebración del Día Mundial del Agua y  fue organizada en conjunto con  la embajada de EE.UU. y el Área de Energía y Medioambiente de la Facultad de Ingeniería de la UAI.