Ash Maurya uno de los referentes  mundiales en emprendimiento y autor Running Lean, el libro que está revolucionando el mundo de las start-ups, dictó una clase magistral  en la Facultad de Ingeniería y Ciencias donde explicó  la innovadora forma de escalar un emprendimiento  al unir  distintas  metodologías, bajo la premisa de testear rápido para llegar al modelo de negocio indicado para cada proyecto.

Maurya, creador de la método Lean Canvas, es el fundador de Spark59, que nace con la misión de ayudar a otros emprendimientos  a incrementar sus probabilidades de éxito. Además, ha creado varias start-ups, entre las que se incluyen éxitos como WiredReach, la que fundó en el 2002, vendiéndola ocho años después.

“El método tiene su auge en años recientes. Hemos visto  escuelas de negocios que están empezando a implementar estas técnicas y también en las áreas de alta tecnología. La mayoría de los start-ups fallan. Running Lean es un proceso sistemático para interar desde un plan A hacia un plan que funciona antes de quedarnos sin recursos”, dijo el experto estadounidense que estuvo por primera vez de visita en Chile para participar en diversos eventos organizados por el campo de emprendedores Bombacamp.

Lo que hace el Running Lean es hacer aproximaciones sucesivas testeando en plan original con sus respectivas hipótesis y medir de manera sistemática la conducta que tienen los clientes, hasta descubrir el modelo de negocio que es capaz de solucionar el problema que se planteó originalmente. A través del Running Lean, Maurya señala que al momento de desarrollar una start-up, debe ser la práctica la que se imponga por sobre la teoría, con el cuidado de ir iterando y experimentando antes de lanzar cualquier idea al mercado.

Durante su exposición  Maurya  también repasó  las distintas etapas de la creación de un startup mencionando algunas de las  razones por las cuales, muchas veces, emprender  podía resultar  duro y complicado. Primero -dijo- existe el mito del empresario visionario, pero incluso los grandes como Steve Jobs tuvieron caídas. Hay una sucesión de evoluciones en los productos creados por Jobs hasta llegar al Ipad, por ejemplo.

Por otra parte, para el desarrollo del producto hay que escuchar y entender lo que realmente quieren los consumidores. De este modo, los  esfuerzos de los emprendedores deben estar enfocados en desarrollar productos o servicios que den soluciones reales a los consumidores, más allá de lo que piensen que ellos pueden necesitar.

“Gran parte del aprendizaje ocurre en la etapa del lanzamiento del producto. No sólo es trabajo de los   consumidores  hacernos saber lo quieren. Yo he creado varios productos. La vida es demasiado corta para construir algo que nadie quiere”, advirtió el experto.

Ash Murya –ingeniero eléctrico de profesión- recomendó además  los emprendedores  “observar siempre alrededor y convencerse de que somos diferentes y de que nadie está haciendo lo que nosotros estamos haciendo”.

La clase magistral Murya  fue organizada en conjunto  por la Facultad de Ingeniería y Ciencias y su   oficina de proyectos UAI+D con la colaboración de Garage UAI. Durante su visita  a la universidad el experto también dictó el workshop “El Método para emprender exitosamente como en Silicon Valley” en la Escuela de Negocios.