La búsqueda científica y práctica de soluciones innovadoras en ingeniería se inician en laboratorios, que entregan núcleos de creación para que estudiantes e investigadores desarrollen nuevas tecnologías, materiales y sistemas como también plataformas de generación científica.

Este verano los laboratorios de Bioingeniería Básica y Aplicada del Campus Viña del Mar recibieron a alumnos para su entrenamiento en la creación de plataformas de desarrollo, esfuerzo que se concentra en dos líneas de investigación.

Biomat-Lab
La plataforma de cultivos del Laboratorio de Biomateriales (BIOMAT LAB) -proyecto conjunto con la Escuela de Diseño- liderado por Cedric Little, director del Centro de Innovación en Bioingeniería y Sergio Araya, director del DesignLab, “busca generar pruebas de desarrollo de biomateriales que logren sistemas de cultivos más eficientes y nuevos productos a partir del procesamiento de estos”, explica Little. En este proyecto, que cuenta con fondos MISTI, participan alumnos de cuarto año de Ingeniería Civil en Bioingeniería, quienes están realizando su práctica de verano.

“Decidimos realizar nuestra práctica de operario en el Laboratorio de Bioingeniería de la UAI, porque nos permite poner en práctica los conocimientos que adquirimos durante el año en la universidad.  A través del trabajo realizado nos hemos dado cuenta que nosotros mismos podemos desarrollar innovación y desafiar los esquemas tradicionales en el ámbito de la ingeniería. Hasta el momento, lo más motivante de nuestra práctica es el logro de un primer resultado en el laboratorio, que es la producción de una membrana de celulosa”, comenta la estudiante de Ingeniería Civil Industrial en Bioingeniería, María Consuelo Stanke, una de las alumnas en práctica.

Para el alumno en práctica Gonzalo Díaz, estudiante de Ingeniería Civil Industrial e Ingeniería Civil en Bioingeniería, esta es una oportunidad para innovar en los procesos tradicionales, ya que “estamos trabajando con biomateriales, aprovechando el metabolismo de microorganismos para elaborar estructuras biológicas sólidas como las del cemento, celulosa y plumavit, ayudando de esta forma a contribuir con el ecosistema. Gracias a este trabajo se disminuyen los niveles de contaminación del proceso industrial, logrando una innovación en el proceso  tradicional en que operan la mayoría de las industrias en Chile”.

Los Alumnos, guiados por los profesores Cedric Little y Sergio Araya, vienen tres veces a la semana a la UAI para evaluar los resultados del trabajo. Los demás días de la semana se dedican a preparar  los materiales para realizar el inventario del laboratorio, entregan nutrientes a los cultivos y cosechar las bacterias.

Leap
En tanto, el Laboratorio de Estudios Avanzados de la Población (LEAP) busca desarrollar la vinculación del Centro de Estudios en Historia Política de la Escuela de Gobierno con el Centro de Innovación en Bioingeniería de la Facultad de Ingeniería y Ciencias, a través de la investigación desarrollado por sus académicos Francisca Rengifo y Cedric Little, respectivamente, con el fin de lograr un trabajo interdisciplinario sobre la base de una metodología de análisis espacial. “El objetivo es disponer de una base de datos georreferenciada y temporal que puede ser interrogada a partir de sus múltiples relaciones y en función de diversos campos de estudio, al mismo tiempo que las respuestas se visualizan gráficamente sobre el territorio nacional, como el elaborar cartografías cronológicas de políticas sociales y de país”, explica Rengifo.

En este proyecto se encuentra trabajando como alumna en práctica, Andrea Araneda, estudiante de Ingeniería Civil Industrial e Ingeniería Civil en Bioingeniería. “Este es mi tercer mes de trabajo organizando, administrando y compilando la información disponible, agregándola a los sistemas y generando la funcionalidad como herramienta de investigación”.