Iniciativa, liderada por el profesor Gustavo Cáceres, cuenta con el apoyo de Corfo y tiene un plazo de ejecución de dos años.


Representantes de la industria, la academia y de los sectores público y privado se reunieron en la presentación del proyecto “Integración de Tecnología Termosolar en la Industria Metalúrgica chilena para mejorar sus ventajas competitivas”, el cual es dirigido por el profesor del área de energía y medio ambiente de la Facultad de Ingeniería y Ciencias UAI, Gustavo Cáceres.

La iniciativa  busca aplicar en la industria metalúrgica nacional nuevas tecnologías termosolares que mejoren la eficiencia energética y minimicen el impacto ambiental y los gastos de operación,  y  será desarrollada -en un plazo de dos años- con el apoyo de Corfo a través del Programa Bienes Públicos Estratégicos de Alto Impacto para la Competitividad – Programa Energía Solar (PES).

“Hoy aquí se reúnen la industria, los académicos y los  investigadores para generar propuestas tecnológicas de gran valor”, señaló al inicio del seminario de presentación del proyecto el vicedecano de la Facultad de Ingeniería y Ciencias, Marcelo Villena, destacando a su vez el rol de la facultad en iniciativas como éstas  “que permiten  potenciar la industria y mejorar la competitividad”.

Por su parte,  el profesor Gustavo Cáceres destacó la importancia de esta iniciativa dado el potencial de las energías renovables en Chile. “Queremos crear una industria metalúrgica que sea sustentable, por eso integramos la energía Termosolar”, indicó el académico quien explicó que  esta integración obedece a un proceso bidireccional, que “consiste en entregar calor y a la vez, aprovechar la energía perdida para desarrollar sistemas, por ejemplo, de co-generación”.

Sobre este tema, María Teresa Cerda, Gerente Operacional del proyecto, agregó que Chile es un país “pobre en gas y petróleo, pero inmensamente rico en energías renovables y aprovechar eso es un enorme desafío. Para ello es necesario contar con una amplia  red de energías renovables y no depender solamente de una fuente”.

Asimismo, en su presentación “Avances y una mirada hacia el futuro termosolar en Chile”, se refirió a las ventajas de la utilización de la energía termosolar por su capacidad de almacenamiento. “La energía termosolar opera 24/7 lo que permite  guardar la energía solar durante el día y utilizarla durante la noche, con ello es posible generar una mayor competitividad. Debemos agregar un valor único, crear un producto que sólo se desarrolle en Chile y que no tenga que competir con China”,  puntualizó María Teresa Cerda.

La visión de la industria y la academia

El programa del seminario incluyó también presentaciones de expertos del sector público y privado en  temas de energía  y metalurgia.

Durante su exposición sobre la visión estratégica de una industria metalúrgica sin emisiones, Juan Rada, asesor del Programa Energía Solar (PES) de Corfo-Ministerio de Energía, destacó las buenas condiciones que ofrece Chile para el desarrollo de la metalurgia solar. “El desierto de Atacama es la base para pensar que es posible lo solar térmico y solar metalúrgico. Tenemos costos eléctricos y costos térmicos bajos y, por lo tanto, cero emisión” dijo y agregó que, desde su inicio, el Programa Energía Solar (PES) tomó la decisión de enfocar la energía solar en la industria.

En tanto, Claudio Agostini, profesor de la Escuela de Gobierno UAI, se refirió a las barreras, desafíos y oportunidades para la energía solar en Chile. En su presentación el académico recalcó que nuestro país, al no tener fuentes de combustibles fósiles, debe aprovechar el gran potencial que posee en  energía solar así como sus beneficios económicos.

“Tenemos un recurso solar mucho mejor que otros países como, por ejemplo, Alemania. En capacidad instalada, la energía solar ha crecido de manera importante, dijo.

Aún así  agregó que hay proyectos que están en carpeta y que hay “barreras que  no nos permiten concretar estos proyectos como la regulación y la institucionalidad, la tecnología, la infraestructura y el financiamiento. Hay beneficios económicos importantes en la energía solar, pero tenemos un ‘set’ de barreras de las cuales no nos hemos hecho cargo”.

Finalmente mencionó algunos de los desafíos para el desarrollo de proyectos de energía solar como poner fin a las externalidades negativas y tener mayor acceso a la transmisión. “Hay un desafío de la energía solar por crear una industria más competitiva”, concluyó Agostini.

Expusieron también durante el seminario Gonçalo Calcinha, gerente de desarrollo negocio solar de Energía Llaima; Leonel Contreras, director especialidad FURE en Codelco; Sebastián Falkenberg, director general de Engie Lab Chile y  Lars Amsbeck, experto termosolar del Instituto Aeroespacial Alemán (DLR).

 Revisa aquí algunas fotografías del evento.

Seminario Energía Termosolar en la Industria Metalúrgica Chilena