Dos investigadores que realizaron postdoctorados en el laboratorio de matemáticas aplicadas de la Universidad de Harvard, se integraron al equipo de académicos de la Facultad de Ingeniería y Ciencias de la UAI, reforzando así el área de Física, tanto en investigación, como docencia de pre y postgrado  y el desarrollo de nuevas tecnologías.

Se trata de Paula Mellado y Andrés Concha. Paula, ingeniero civil químico de la U. de Chile y Andrés licenciado en Física de la misma casa de estudios.  Ambos científicos obtuvieron su grado de doctor en Física y Astronomía en The Johns Hopkins University, EE.UU. Además de docencia, en la UAI llevarán a cabo un proyecto en el cual estudiarán la deformación y respuesta mecánica de cuerpos elásticos que son sometidos a forzamientos de diversa índole. En particular, en la etapa inicial, se estudiarán deformaciones de cuerpos sometidos a interacciones hidrodinámicas y magnéticas. Este es un tema que se ha transformado en una activa área de investigación en todo el mundo.

Este fue uno de los proyectos ganadores del Concurso Nacional de Inserción de Capital Humano Avanzado en la Academia de CONICYT segunda versión 2011. La UAI fue la única universidad privada en adjudicarse parte de estos fondos públicos destinados a aumentar las capacidades académicas, científicas y tecnológicas de las instituciones nacionales que desarrollan ciencia y tecnología.

La incorporación de Andrés Concha y Paula Mellado surgió por una iniciativa del profesor de la FIC, Sergio Rica, quien según comentó Andrés Concha “fue un cercano colaborador de L. Mahadevan nuestro mentor en Harvard. Nosotros estábamos buscando un lugar en Chile en el cual existiese gente de la cual pudiésemos  aprender y que el interactuar con ellos fuera algo enriquecedor para nosotros.  Queremos producir lo máximo que podamos y propagarlo entre los más jóvenes”, sostuvo.

Como parte de esta iniciativa, se instalará un laboratorio en el cual se desarrollarán experimentos relacionados con los objetivos del éste y con lo que además se refuerza la decisión de la Facultad de Ingeniería y Ciencias de conseguir una posición de liderazgo en áreas de la ingeniería y ciencias básicas relevantes para el desarrollo intelectual del país.

“El proyecto, en general –explicó Paula Mellado –,  trata sobre el estudio de cuerpos elásticos y de cómo esa habilidad para deformarse produce efectos relevantes en la naturaleza.  Por  ejemplo, cuando los peces nadan interactúan con el agua que está alrededor de su cuerpo y  cuando hay muchos peces forman cardúmenes que se mueven como un todo. Eso es una observación que no ha sido bien descrita por el momento. Esta observación abre preguntas tales como: ¿Es posible usar estrategias utilizadas por los peces para obtener energía de los pequeños remolinos que se forman en los ríos, tal como lo hacen los peces?”, dijo.

Sobre las aplicaciones de la investigación,  la académica agregó que “el entender este tipo de sistemas permitiría a ingenieros diseñar formas eficientes de extraer energía desde los ríos, imitando lo que hacen los peces, por ejemplo. El entender cómo se deforma y evolucionan las formas de un sólido elástico que interactúa magnéticamente podría servir como la base para entender adaptaciones que han sufrido plantas  pero, más importante aún, como las base para desarrollar dispositivos magnéticos flexibles. ¿Te gustaría tener un laptop que pudieras doblar y meter en tu cartera? ¡Cierto! Eso entre otras aplicaciones”, puntualizó Mellado.