El profesor de Ingeniería UAI, Andrés Gomberoff, dictará junto a académicos de la U. de Chile charla sobre la divulgación científica.

Ciencia, poesía y divulgación científica. Estos son los temas que abordará el físico y profesor de la Facultad de Ingeniería y Ciencias de la Universidad Adolfo Ibáñez,  Andrés Gomberoff,  junto a los académicos de la Universidad de Chile, Patricio Cordero y Rodrigo Soto, en la charla “El arte de publicar libros científicos”. La actividad es organizada por el Departamento de Física de la Facultad de Ciencias Físicas y Matemáticas de la Universidad de Chile.

Andrés Gomberoff, cuyas  investigaciones se enfocan en la gravitación y las particularidades de los agujeros negros, cosmología y monopolios magnéticos, ha dedicado gran parte de su trayectoria a la divulgación de la ciencia, escribiendo columnas de opinión para revista Qué Pasa y los libros “Hay onda entre nosotros”, “Antimateria, magia y poesía” y “Física y Berenjenas”.

Sobre la divulgación científica y las claves para potenciarla, el profesor Gomberoff aclara, antes que nada, que quizás esa no sea la palabra adecuada y que en realidad de lo que se trata todo esto es de enseñar ciencia.

“La enseñanza siempre se hace en capas y la cultura no consiste en un saber profundo en todas las áreas. Cuando enseñamos mecánica a los alumnos de primer año, tampoco estamos diciendo toda la verdad. Las ecuaciones de Newton, por ejemplo, son falsas en el contexto atómico y molecular. No por eso dejamos de enseñarlas. Divulgar ciencia es simplemente mostrar la ciencia en una primera capa, y el único cuidado que hay que tener es el de ser explícito en ello, tal como debemos ser explícitos con los alumnos de primer año sobre el alcance de las leyes de Newton. Esta primera capa es importante porque estimula, porque permite a la gente acercarse. Es una capa que quizás no tiene los detalles ni las técnicas con que las leyes de la naturaleza pueden utilizarse para explicar cuantitativamente los fenómenos,  pero al menos contiene las ideas, el modo de pensar científico y, por sobre todas las cosas, la pasión irrefrenable del científico que quiere saber las historias épicas de hombres que compitieron con perseverancia y rigor en pos de  conseguir una idea para explicar el cosmos”, explicó.

La divulgación científica, concluyó el investigador, es para pagar la deuda que los científicos tienen con la sociedad que financia los estudios. Porque no basta con la tecnología para justificar la ciencia.

“La sociedad no necesita un club secreto de magos que sacan teléfonos, automóviles y remedios de un sombrero negro. La sociedad quiere saber, al menos superficialmente, cómo se hace el truco. Y el truco se hace de la misma forma que se hacen las buenas leyes, las buenas políticas públicas, y todas las buenas decisiones que uno toma en la vida. Porque como decía Einstein, a ciencia no es más que un refinamiento del pensar cotidiano”, sostuvo.

La conversación, en la que Andrés Gomberoff junto a los otros académicos debatirán  sobre este y otros  temas, se realizará  elmiércoles 15 de junio a las 12:00 horas en la Sala B02 de la Facultad de Ciencias Físicas y Matemáticas de la Universidad de Chile (Beauchef 851, Santiago Centro).