La alcaldesa de Peñalolén, Carolina Leitao, y el vicedecano de la Facultad de Ingeniería y Ciencias de la Universidad Adolfo Ibáñez (UAI), Marcelo Villena inauguraron el primer centro de educación e investigación ambiental aplicada de nuestro país en temas de medio ambiente: Ecoparque Peñalolén.

La iniciativa,  una alianza público privada, que cuenta con el apoyo de empresas Copec, Aguas Andinas y Metrogas, permitirá aprovechar y potenciar aquellos recursos que generalmente son subvalorados como los residuos de vegetales, aceites, aguas lluvias y servidas, para convertirse en insumos principales en la producción de abonos, alimentos, biocombustibles y energías renovables.

El proyecto apunta al beneficio de la comunidad, la innovación y el desarrollo de ciudades más sostenibles. Investigadores y profesores de  Facultad de Ingeniería y Ciencias estarán a cargo de la investigación aplicada que ya se está realizando en Ecoparque en materia de valorización de residuos y agua, además del trabajo académico y docente el cual se llevará a cabo en los laboratorios ubicados en este recinto.

Durante la actividad la alcaldesa Carolina Leitao, destacó que la construcción del Ecoparque permitirá generar conciencia en que todos podemos hacer un aporte para cuidar el medioambiente, la energía y los recursos naturales.

“Peñalolén es una comuna referente en materia medioambiental y sustentabilidad a nivel nacional, ya que ha sido pionera en la ejecución de iniciativas innovadoras enfocadas a resolver las grandes problemáticas ambientales y mediante la integración de la comunidad en los procesos y el fomento de alianzas público-privadas. Además, hemos extendido los alcances de la gestión municipal proponiendo modelos de política pública como éste replicables en cualquier lugar del país”, precisó la autoridad comunal.

Por su parte, el vicedecano de la Facultad de Ingeniería Ciencias UAI, Marcelo Villena, destacó la importancia de iniciativas como Ecoparque donde los alumnos de la universidad podrán poner en práctica los conocimientos adquiridos en clases e involucrarse en la comunidad donde estudian. Además, destacó cómo el tema medioambiental es parte de nuestra vida cotidiana.

“Ecoparque es un iniciativa pionera que cumplirá varias funciones, entre ellas ser un espacio educativo, de investigación, así como  experimental e interactivo para los habitantes de la comuna de Peñalolén y en el cual habrá una importante participación de nuestros alumnos. Nuestra universidad está contenta de aportar un grano de arena a este proyecto. Las buenas noticias están por venir”, señaló Marcelo Villena.

En la actividad de inauguración, instancia en la que se descubrió una placa conmemorativa de Ecoparque, participaron además el seremi de Medio Ambiente, Jorge Canals; el Gerente de Administración y Finanzas de Empresas Copec, Rodrigo Huidobro; el Gerente General de Metrogas, Victor Turpaud y el Gerente de Clientes Zona Cordillera Mapue de Aguas Andinas, Carlos Alarcón, además del diputado (DC) Jaime Pilowsky.

Tras la ceremonia,  niños de la Brigada Ecológica del Colegio Likankura de la comuna de Peñalolén y vecinos del sector, recorrieron junto a las autoridades,  representantes de las empresas y de la UAI, los módulos de lombricultura, compostaje, huertas ecológicas, vivero, invernadero, reciclaje de residuos inorgánicos, y los laboratorios y unidades de producción de biodiesel y biodigestor.

Sobre Ecoparque

Ecoparque es un espacio abierto a la comunidad destinado a la educación e investigación ambiental para quienes quieran aprender sobre el cuidado de nuestro medio ambiente y el desarrollo sostenible.

Tiene una extensión de 2.300 metros cuadrados, en su fase piloto, y es parte del Parque Peñalolén, ubicado en los terrenos de la ex toma en la intersección de las calles José Arrieta y Sánchez Fontecilla.

El proyecto en su fase inicial trata alrededor de 8 toneladas mensuales de residuos orgánicos y en su fase final un total de 125 toneladas por mes. Además se producirán más de 12.000 especies ornamentales nativas y hortalizas al año en el invernadero y vivero, las que se utilizarán para la reforestación y mejoramiento de los espacio públicos. Adicionalmente se producen 148 ton/año de fertilizante sólido, 214 ton/año de fertilizante líquido, los que serán tratados de manera conjunta en las camas de compostaje.

El proyecto en su etapa final, se encuentra en proceso de postulación a un fondo FNDR (Fondo Nacional de Desarrollo Regional) del Gobierno Metropolitano, y tendrá una extensión de 20.000 m2 de superficie.

Ecoparque cuenta con oficinas, aula educativa y laboratorios que están construidos usando criterios y materiales de vivienda sostenible. De esta manera se completa la infraestructura necesaria para poder brindar los servicios educativos y de experimentación que prevé, considerando que se educarán más de 800 niños y vecinos al mes en los diferentes talleres y actividades de capacitación.