Karen Uhlenbeck, investigadora estadounidense de 76 años, fue elegida como la académica más destacada del mundo de los números. Recibirá el galardón en Oslo el próximo 21 de mayo. 


Karen Uhlenbeck, profesora emérita en la Universidad de Texas, Austin, se ha convertido en la primera mujer en recibir el Premio Abel 2019, creado en 2002 y considerado como el Nobel de Matemáticas.

Este premio reconoce los logros en matemáticas en cualquier etapa de la carrera de un matemático. Se diferencia de la Fields Medal, otro premio internacional en matemáticas, que se otorga  a matemáticos menores de 40 años. Los dos premios son considerados los más altos premios internacionales en esta área.

En su fallo, la Academia Noruega de Ciencias y Letras, reconoce “sus logros pioneros en ecuaciones diferenciales parciales geométricas, teoría de los indicadores y sistemas integrables, y por el impacto fundamental de su trabajo en el análisis, la geometría y la física matemática”. Un logro significativo que destaca el rol y el aporte de la mujeres en el mundo de las ciencias exactas.

“Se han entregado 16 Premios Abel y esta la primera vez que se le otorga a una mujer. Al igual que el otro premio relevante en matemáticas, la Medalla Fields, que se entrega por aportes relevantes a matemáticos jóvenes y que recién en 2014 fue entregado por primera vez a una mujer, la iraní Maryam Mirksakhani.  Esto refleja el desequilibrio existente en el reconocimiento a la creación en ciencias“,  señala Rely Pellicer, matemático y director de docencia de la Facultad de Ingeniería y Ciencias UAI.

Con respecto a los desafíos que deben enfrentar  las mujeres que se dedican a la investigación en Chile, el profesor Pellicer agrega que  tanto “en Chile como en el resto del mundo está el desafío de atraer más mujeres a la investigación. Su trabajo con seguridad hará que, en el tiempo, conozcamos de sus resultados y sigan siendo reconocidas por sus aportes al conocimiento”.

El trabajo de Uhlenbeck ha sido descrito como uno de los más importantes en matemáticas del siglo XX, constituyendo avances revolucionarios en geometría. Algunos de sus trabajos más destacados se han centrado en proporcionar una base analítica para una serie de conceptos explorados en la física moderna, logrando avances revolucionarios en la intersección de las matemáticas y la física.  “Especialista en ecuaciones en derivadas parciales, fue galardonada por su trabajo sobre superficies mínimas (como las pompas de jabón)”, agrega Rely Pellicer.

Karen Uhlenbeck es una de los principales matemáticas de su generación. En 1983 recibió la beca MacArthur y tres años más tarde fue elegida para formar parte de la Academia Nacional de Ciencias de EE.UU. En 2000 fue galardonada con la Medalla Nacional de la Ciencia y en  2007 recibió el Premio Steele por su contribución a la investigación de la American Mathematical Society. Además, fue cofundadora de los programas de Princeton University y UT Austin, incluidos el Saturday Morning Math Group, el Distinguished Women in Mathematics Lecture Series, el Park City Mathematics Institute y el programa Women and Mathematics en el Institute for Advanced Study, diseñado para inspirar y apoyar a los jóvenes en matemáticas.

La entrega del premio -700.000 dólares- se realizará el próximo 21 de mayo durante la celebración de un evento en la ciudad de Oslo que estará presidido por el rey Harald V de Noruega.