Raimundo Sánchez se graduó hace pocos meses de este programa académico interdisciplinario que imparte la Facultad de Ingeniería y Ciencias.

A principios de 2016  Raimundo Sánchez, Ingeniero Civil Industrial de la UAI, defendió su tesis doctoral convirtiéndose en el primer graduado del Programa de Doctorado en Ingeniería de Sistemas Complejos (DISC) que imparte la Facultad Ingeniería y Ciencias (FIC). Con su grado de doctor tomó un camino poco habitual y sin dejar la docencia -hace clases en la facultad desde 2012-,  se incorporó como Subgerente de Investigación Operacional de la recién fusionada LATAM Airlines donde trabaja en el área de Revenue Management.

Tras algunos meses desempeñándose en la industria, cuenta aquí su experiencia y opina sobre la escasa incorporación de científicos en las empresas.

-¿Qué te aportó el Doctorado en Ingeniería de Sistemas Complejos (DISC) que consideras  aplicable  a la industria?

RS: El paso por el DISC me permitió entender que se pueden abordar problemas de alta complejidad con herramientas eficientes, escalables y no necesariamente complicadas. Me permitió conocer una gran cantidad de técnicas y metodologías para procesar altos volúmenes de información y obtener conocimiento a partir de ésta, lo que es muy útil en el diseño y construcción de sistemas de apoyo a la toma de decisiones en cualquier industria.

– Haber cursado un doctorado no necesariamente implica desempeñarse exclusivamente en el mundo académico…

RS: En la industria estamos insertos en contextos de alta complejidad, como es el contexto económico y social donde se desenvuelven las distintas empresas. Si a eso le sumamos la complejidad inherente de cada industria, entonces se hace necesario que los procesos y sistemas internos reconozcan esta complejidad y la consideren a la hora de sacar conclusiones y hacer gestión al respecto. En la era de la información, las empresas que quieran ser líderes de sus industrias tienen que reclutar o formar profesionales expertos en investigación y desarrollo de nuevas soluciones que les generen ventajas competitivas.

-¿Consideras que la incorporación  de doctores y científicos  a la industria es una tendencia en alza?

RS: La incorporación de científicos en las empresas es una realidad en los países desarrollados y si queremos desarrollarnos como empresa o como país, deberíamos ver un alza, pero aún no veo una masa crítica como para hablar de tendencia. En el contexto global en que vivimos, muchas industrias locales se han topado con competidores externos que les compiten con similares niveles de servicio y precios competitivos, por lo que de a poco se están desconcentrando los mercados, lo que genera incentivos para innovar. Creo que el paso por un programa de PhD moldea la mente para poner las cosas en perspectiva y por lo tanto es un gran recurso para hacer innovación desde el interior de las empresas.