Iniciativa busca beneficiar a pequeños y medianos agricultores de la Región Metropolitana.


Bajo el nombre de “Recarga Hídrica de Suelos por Infiltración de Aguas Lluvias” y encabezado por el decano de la Facultad de Ingeniería y Ciencias, Alejandro Jadresic, se desarrolló el evento de lanzamiento del proyecto “Diseño, validación y transferencia de un sistema de recarga hídrica de suelos por infiltración de aguas lluvias”,  dirigido por el profesor Cedric Little, director de Centro de Bioingeniería, y codirigido por Renato Cabrera, vicedecano del campus Viña del Mar de la Facultad de Ingeniería y Ciencias.

El proyecto, que recibe el apoyo del Gobierno Regional Metropolitano de Santiago a través del Programa Fondo de Innovación para la Competitividad Regional, desarrolla un modelo de gestión de infiltración de aguas lluvias superficiales para aumentar eficientemente la recarga acuífera de agricultores, de forma de contribuir a sustentar la competitividad de éstos.

En la actividad de lanzamiento participaron Marcial Herrera, Ejecutivo Integral de INDAP; Hamil Uribe, Investigador de Recursos Hídricos y Riego de INIA; Santiago Matta, vicepresidente de la Confederación de Canalistas de Chile y Alejandro Dussaillant, Director de Investigación de la Universidad de Aysén, quienes dieron a conocer cuáles son los programas y líneas de acción que sus respectivas organizaciones están llevando a cabo para enfrentar la escasez hídrica.

 “Los cambios en los regímenes de lluvias, deshielos, marejadas, entre otros, han hecho que hayamos ido tomando conciencia sobre la problemática que representa el cambio climático. Nosotros como universidad nos tomamos muy en serio este tipo de temas, pues es nuestra vocación estudiar problemas complejos y tratar de resolverlos”, sostuvo el decano Alejandro Jadresic.

La sequía y la modificación de los regímenes de lluvias, son algunos de los efectos que el cambio climático ha traído consigo. Esta realidad ha generado nuevas investigaciones que buscan enfrentar y atenuar esta problemática. Embalses al aire libre, que sufren considerables pérdidas por la evaporación y zanjas de infiltración, que se enfocan en combatir la erosión de los suelos, son algunas de las iniciativas que han intentado abordar esta problemática en nuestro país.

Metodología para beneficiar a pequeños agricultores

El proyecto impulsado por los profesores de la Facultad de Ingeniería y Ciencias busca otorgar, a pequeños y medianos agricultores afectados por escasez hídrica,  una tecnología capaz de capturar la mayor cantidad de agua en sus propios suelos explotados mediante pozos o norias, con el fin de mejorar su competitividad.

Para ello, la iniciativa que el profesor Cedric Little viene desarrollando desde 2015, consta de varias etapas las que incluyen: la simulación de lluvia; escorrentía y erosión; topografía de alto detalle; muestreo de suelos; pruebas hidráulicas, simulación numérica y diseño de elementos de infiltración, para terminar con la habilitación de esta metodología en predios beneficiarios de comunas rurales de la Región Metropolitana.

“Buscamos herramientas de ingeniería que permitieran hacer más efectiva la infiltración. Primero se debe determinar cuáles son las macrozonas donde el agua se apoza y no corre hacia otros lugares. El paso siguiente es ir a estos lugares para estudiar si es viable instalar elementos de infiltración. Con esta información se diseña el mejor elemento de infiltración para cada caso”, explicó Cedric Little.

Este proyecto ya ha trabajado con cuarenta predios agrícolas de la Región Metropolitana, en las comunas de Tiltil y San Pedro. Se espera alcanzar un aumento en la captación y posterior recarga hidráulica en dichas zonas, además de obtener un incremento de su actividad vegetal.