Más de 600 estudiantes participaron en feria de programación.

Cerca de 140 proyectos de más de 600 alumnos de Ingeniería de la sedes de la UAI de Santiago y Viña del Mar -entre ellos aplicaciones móviles y web, sensores y juegos desarrollados con la plataforma Arduino- fueron evaluados por académicos de la Universidad de Harvard en la Feria de Programación CS50. 

Computer Science 50 o CS50 como se le conoce popularmente, es una metodología utilizada en la Universidad de Harvard para dictar clases magistrales de Programación que consiste en una combinación entre teoría y juego que enseña a los estudiantes a pensar algorítimicamente y de una manera secuencial.

La actividad correspondió a la instancia final del curso de Introducción a la Programación CS50 implementado por la Facultad de Ingeniería y Ciencias (FIC) con la asesoría de un grupo de profesores de la Universidad Harvard -impulsores de esta metodología-, algunos de los cuales viajaron especialmente desde Boston para a ver y conocer insitu los proyectos desarrollados y exhibidos por estudiantes de primer año de ingeniería a partir de los conocimientos de informática adquiridos durante el semestre.  La UAI es  líder en Latinoamérica en la implementación del curso CS50 y hasta ahora ninguna otra universidad en Chile había implementado este curso con los mismos estándares de calidad que lo hacen tan popular y valorado en Estados Unidos.

“A diferencia de Harvard donde vemos más desarrollo web, aquí hemos visto cosas más físicas, más hardware. Es inspirador ver a tantos estudiantes interesados en nuestros cursos. CS50 es un curso de introducción de programación. Enseñamos a  los alumnos  programación y los conceptos de la ciencia de la computación: algoritmos y fundamentos de programación. Por ello, estamos emocionados de ser parte de esta actividad en Chile. Los proyectos de Android de los alumnos de Ingeniería me parecieron maravillosos”, señaló durante su visita a las sedes de la UAI de Santiago y Viña, Cristián Saravia, miembro del equipo de CS50 a cargo de la implementación en Latinoamérica de este curso de programación, el más popular en Harvard.

Proyectos destacados en  Peñalolén y Viña

Uno de los proyectos mejor evaluados en la sede de Peñalolén fue una mano robótica que a través de sensores reproducía los movimientos articulados del brazo humano. César Ramos, uno de los estudiantes del equipo que desarrolló este proyecto destacó cómo las clases de CS50 fueron claves para el logro del objetivo porque “nos permitió entender la mecánica detrás de la programación”.

Por su parte, en la sede de Viña del Mar una de las iniciativas más destacadas en la línea de proyectos de aplicaciones con sensores fue “Estacionamiento UAI”, una simulación de estacionamientos en la UAI que funciona a través de una aplicación móvil.

Otro proyecto destacado   fue “Casa Segura”, un sistema de alertas para puertas y ventanas. Álvaro Díaz, miembro del grupo que desarrolló esta iniciativa, valoró la organización de  instancias como la Feria de Programación. “Me parece espectacular ser parte de esta actividad  porque nos permite mostrar lo aprendido durante el semestre. Además, llevarlo a la práctica es una forma de demostrar todas las capacidades adquiridas durante este curso”, dijo.

Los profesores de la FIC realizaron un balance positivo tanto de la actividad como del  curso para cuya implementación  trabajaron durante todo el semestre con el equipo de Harvard.

“Hace seis meses atrás, todos los alumnos que presentaron sus proyectos finales del curso no tenían experiencia en programación y hoy en día vemos varios grupos de alumnos que han trabajado con distintos lenguajes de programación. Con esta feria se validó el éxito del curso que tenemos en conjunto con la Universidad de Harvard”, indicó el profesor de la Facultad de Ingeniería y Ciencias, Ignacio Cabrera.

En tanto, Alejandra Beghelli, profesora a cargo de la Feria de Programación CS50 en Viña y directora de la carrera de Ingeniería Civil en Informática, valoró esta instancia como una oportunidad “para que los estudiantes muestren sus proyectos a la comunidad de forma íntegra con lo desarrollado y aprendido durante el semestre. La idea es que ellos apliquen todos sus conocimientos para que el producto tenga una aplicación real”.

La implementación de CS50 se enmarca dentro las innovaciones académicas que ha venido impulsando la Facultad de Ingeniería y Ciencias  en el marco del Proyecto Nueva Ingeniería 2030, que apunta a la formación de ingenieros de clase mundial.

“Trajimos de la Universidad de Harvard el curso de Programación CS50 cambiando la manera de enseñar computación, usando contenido online, fortaleciendo el trabajo en equipo y privilegiando un aprendizaje activo que se ve reflejado en la presentación que realizaron  nuestros alumnos”, dijo al respecto el decano de la Facultad de Ingeniería y Ciencias, Alejandro Jadresic.