Iniciativas apuntan a mejoras en el desarrollo de políticas públicas en regiones y a la transferencia de conocimiento hacia la industria minera.


El proyecto “Modelo de evaluación de impacto regional (MEIR-ECOGEM) de políticas públicas e inversiones sectoriales en los ámbitos económico, social y ambiental”  liderado por el profesor de Ingeniería y director del Centro UAI Earth, Raúl O’Ryan fue uno de los 69 seleccionados a nivel nacional por FONDEF  (Fondo de Fomento al Desarrollo Científico Tecnológico) en su tercera convocatoria del Concurso IDeA en dos etapas.

El proyecto, que se adjudicó financiamiento por un monto de $149.365.000 y fue catalogado como de “interés público” dentro del concurso, está enfocado en el desarrollo de una herramienta computacional (software) que permitirá la evaluación sistemática del impacto económico, social y ambiental -a nivel nacional y territorial- de políticas públicas, inversiones sectoriales y cambios económicos de alto impacto en Chile.

En esta iniciativa participan también como investigadores Marcelo Villena, vicedecano de la Facultad de Ingeniería y Ciencias, Francisco Muñoz, profesor de la Facultad de Ingeniería y Ciencias y dos académicos de la Universidad Católica de la Santísima Concepción.

“Esta capacidad de medición permitirá enriquecer las políticas públicas e inversiones sectoriales, aumentando la probabilidad de que sean aceptadas o permitiendo más certeza a la hora de escoger la mejor alternativa”, explicó  el profesor O’Ryan quien también sostuvo  a pesar de que los últimos años nuestro país ha intensificado la toma de decisiones de políticas públicas en áreas estratégicas la energía, la contaminación, el agua y el comercio internacional, entre otras , “el sector público no posee herramientas que permitan medir integradamente y con una metodología validada, el impacto que estos cambios traen a nivel territorial y agregado, por lo que se dificulta la medición de efectos económicos, sociales y ambientales”.

Respecto a cómo abordar los problemas de desigualdad al momento de diseñar una política pública, sobre todo en regiones en cuanto a distribución del ingreso y brechas de género, el profesor destacó la necesidad de realizar análisis territoriales que midan el  impacto de las políticas públicas.

Debido a esta desigualdad, muchas veces existe una férrea oposición de la ciudadanía a proyectos de inversión significativos.“Medir de manera sistemática el impacto de cada iniciativa sobre la desigualdad en el territorio permitirá mejorar su diseño al incorporar mitigaciones, avanzando hacia una mayor aceptación de éstas”, señaló  Raúl O’Ryan sobre  los objetivos del proyecto.

El Concurso IDeA en Dos Etapas tiene como propósito apoyar financieramente la ejecución de iniciativas de investigación científica y tecnológica, con potencial impacto económico y/o social, cuyos resultados sean obtenidos y evaluados en plazos breves.

Transferir conocimiento para la minería

Por otra parte, el  proyecto “Tecnologías de optimización en gestión de proyectos para la resolución de problemas de planificación minera estratégica” del profesor de la Facultad de Ingeniería y Ciencias, Eduardo Moreno, se adjudicó el Primer Concurso de Investigación Tecnológica en Minería de FONDEF.  A este concurso se presentaron 47 proyectos a nivel nacional y 12 fueron adjudicados. La UAI se adjudicó uno de los cinco proyectos que presentó a esta convocatoria.

Según señaló el profesor Eduardo Moreno, este proyecto es el resultado de más de 10 años de investigación y trabajo en planificación minera. “Lo que se busca es determinar cuál es la forma correcta de explotar un yacimiento minero. Cuando los geólogos descubren un nuevo yacimiento, el primer paso para su explotación es tomar un conjunto de decisiones de planificación que marcarán el futuro de la mina. Por ejemplo, si se explotará a rajo abierto o subterránea, el tamaño de la planta procesadora, el número de camiones o incluso por dónde partir la extracción.  Todas esas decisiones, que muchas veces se toman ‘a ojo’ o usando métodos de los años sesenta, actualmente se pueden modelar en un problema de optimización que se puede resolver y así ayudar a los planificadores mineros a tomar una mejor decisión”, explicó.

El proyecto adjudicado se enfoca en la transferencia de este conocimiento de métodos y algoritmos para modelar y resolver los problemas de incertidumbre que genera la actividad minera de manera que las empresas puedan ampliarlo en sus operaciones. “Con este objetivo, nos asociamos con una empresa australiana, líder en software de minería, para incluir dentro de su paquete de software lo que estamos desarrollando. Este proyecto nos ayuda a co-financiar este trabajo y seguir desarrollando aquellas aristas del problema que aún no han sido estudiadas”, sostuvo Moreno, quien trabaja en esta iniciativa  junto a los académicos Lorenzo Reus y Patricio Toledo de la Facultad de Ingeniería y Ciencias, y Marcos Goycoolea de la Escuela de Negocios.