En abril de 2011 la Municipalidad de Peñalolén organizó un concurso de ideas para implementar y desarrollar en las 24 hectáreas de extensión que presenta el terreno de la ex toma de Peñalolén. Una de las iniciativas ganadoras del concurso fue la propuesta de la UAI para la construcción de un EcoParque, espacio educativo y vivencial que busca aprovechar y potenciar aquellos recursos que generalmente son subvalorados, como los residuos de vegetales, aceites, aguas lluvias y servidas, para convertirse en insumos principales en la producción de abonos, alimentos, biocombustibles y energías renovables.

El EcoParque, que tendrá una extensión de dos hectáreas, se encuentra en la fase final de su diseño y se proyecta que su costo total de inversión será de $1.480 millones, cuya construcción se efectuará en dos etapas.

Claudia Pabon, directora de la carrera de Ingeniería Civil en Energía y Medioambiente de la Facultad de Ingeniería y Ciencias, explicó en Revista Electricidad que este proyecto tiene como desafío lograr ciudades sostenibles. Para ello, señaló, la iniciativa permite el reemplazo de un modelo lineal de consumo de los recursos, los cuales son extraídos, transformados, utilizados y desechados, “por un sistema circular que emula los ecosistemas naturales que aprovecha las transformaciones químicas y biológicas, para producir más vida”.

La idea de este parque experimental es crear un centro demostrativo que permita sociabilizar las energías renovables, valorar y recuperar todos los residuos que provengan de las tradicionales ferias, el aporte de aceites comestibles que efectuarán los vendedores de sopaipillas y el trabajo de reciclaje de la basura que ya realizan, hace más de dos años, los vecinos de la comuna de Peñalolén.

Módulos del parque experimental UAI /Peñalolén
Los distintos residuos que se obtengan serán tratados en las unidades principales que poseerá el EcoParque Experimental: lombricultura, compostaje y biodigestor. Estos tres módulos producirán abono orgánico, pero en el caso del biodigestor también generará biogás, el cual será utilizado para el funcionamiento y operación del EcoParque.

También está contemplado un módulo con 34 paneles solares fotovoltaicos, los cuales están diseñados para que tengan una capacidad de generación de 4,2 kWh que serán suministrados al alumbrado público del EcoParque.

Además, existe la unidad de reciclaje, que en la actualidad está operativa y que pertenece a Chilectra. Este módulo se denomina “EcoChilectra” y su función es recibir los residuos inorgánicos, que son entregados por familias de viven en el sector de Peñalolén Alto, y quienes a cambio obtienen una disminución de hasta un 10 % de su cuenta de luz, lo cual equivale a cerca de $700 en promedio.

En la unidad de manejos de agua se busca demostrar sistemas alternativos de tratamiento, recolección y disposición de aguas residuales domésticas. “Queremos que EcoParque también sea un espacio de estudio y demostración de los sistemas de agua, y cuyos resultados permitan actualizar la legislación chilena para que en zonas de escasez hídrica se puedan utilizar estas técnicas”, señaló  Claudia Pabon.
Participación comunitaria
La académica de la Facultad de Ingeniería y Ciencias  sostuvo también  que uno de los sustentos principales del proyecto es la participación de la comunidad, lo cual se puede realizar a través de la entrega de residuos o la mantención de ciertos módulos del EcoParque. “Nuestra idea es que los vecinos se puedan involucrar con el huerto, los viveros o la mini granja, y a través de ello logren obtener ingresos que provengan de la venta de los mismos productos que se generaron en el EcoParque”, explicó Pabon.

Se proyecta que el parque experimental permitirá tratar cerca de 650 toneladas de residuos al año, lo cual generará un ahorro de $4.750.000 por concepto de rellenos sanitarios en dicho período.

Según comentó Claudia Pabon, hace unos días  el proyecto se presentó oficialmente ante la comunidad en reuniones con personas que serán los vecinos directos del Ecoparque. La experta añadió que en esta oportunidad la recepción fue buena y la gente se mostró con muchas ganas de participar.
Vea video de proyecto EcoParque al final de la nota.
EcoParque en cifras anuales
– En el EcoParque se espera la producción de 25.000 plantas
– 650 toneladas  de residuos tratados
– 144 m3 de composta
– 4 m3 de humus de lombriz
– 48.000 m3 de metano, los cuales equivalen a 97.000 kW de electricidad y 133.000 kW horas de calor
– $125 millones se obtendrán en promedio como ingreso por la venta de compost, humus, biogás y biocombustible

Fuente: Revista Electricidad