Un nuevo desafío del Taller de Introducción a la Ingeniería tuvieron que llevar a cabo los alumnos de primer año de la carrera quienes en esta asignatura  deben desarrollar prototipos que cumplan con una meta específica.

En esta oportunidad, el objetivo consistió en crear un puente con una extensión de un 1 metro 10 centímetros, utilizando sólo  80 hojas de papel y pegamento  que fuera capaz de resistir  el mayor  peso posible.  El resultado: se presentaron 90 proyectos en Santiago y 40 en Viña, y el mejor resistió 34 kilogramos.

“El objetivo del taller es que los alumnos se familiaricen con el tipo de desafíos que los ingenieros afrontamos en la vida profesional. Es decir, enfrentar problemas cuya solución no es única, que requieren trabajo en equipo y un sólido conocimiento de ciencias”, explicó Jorge Villalón,  profesor del taller.

Durante el semestre los alumnos deberán enfrentar otros desafíos como aprender a utilizar modelos matemáticos para la toma de decisiones que son comunes a un jefe de producción en una fábrica. Para finalizar, señaló Villalón,  tendrán que  utilizar lo aprendido en el ramo de Programación y crear una aplicación en Facebook  para un cliente específico, compitiendo por ser la aplicación más popular entre los distintos grupos del taller.

A partir 2004 la Facultad de Ingeniería y Ciencias instauró  la realización de talleres de aplicación en las áreas de  física,  modelamiento y diseño ingenieril, como también la aplicación de la tecnología y la innovación.  Esta metodología de learning by doing plantea  desafíos entretenidos y difíciles, basados en solucionar problemas donde no existe una solución dada. La idea es entregar a los alumnos, desde el inicio,  las herramientas necesarias  para que aprendan a trabajar en equipo y con grupos de profesionales multidisciplinarios.