Profesor de Ingeniería desarrolla algoritmo para la detección y diagnóstico de fallas en Observatorio ALMA

05/09/2016 Noticias

Permitirá ayudar a identificar problemas que afecten el funcionamiento de las antenas del complejo astronómico más grande del mundo.


Un algoritmo que permite el procesamiento automático de datos con los cuales se pueden predecir y detectar fallas en el sistema de amplificación de las 66 antenas de alta precisión del observatorio Atacama Large Millimeter/submillimeter Array (ALMA), el radiotelescopio más grande del mundo, fue desarrollado por el profesor de la Facultad de Ingeniería y Ciencias, Rodrigo Carrasco.

Según explicó el académico, a través de este algoritmo se pueden analizar y transformar en información útil los 20GB de datos generados diariamente por estas 66 antenas que trabajan en conjunto y que permiten a los astrónomos la observación de imágenes de altísima precisión, similares a las que se obtendrían con un telescopio o antena gigante de 16 kilómetros de diámetro.

El algoritmo es parte de un estudio presentado en junio ante la Sociedad Internacional de Óptica y Fotónica (SPIE, Escocia), la más importante reunión de la industria del ramo, donde los observatorios astronómicos presentan sus avances. Dicho estudio fue realizado en conjunto con el ingeniero electrónico del grupo de mantenimiento de antenas de ALMA, José Luis Ortiz.

Las 66 antenas del complejo astronómico -ubicado a 5 mil metros sobre el nivel del mar, en el desierto de Atacama-, poseen cientos de componentes provenientes de distintas partes del mundo. Uno de ellos, calificado como crítico, es el sistema de procesamiento de frecuencias intermedias. Éste cumple la función de procesar las débiles ondas milimétricas provenientes desde el espacio, entregando a los astrónomos una ventana sin precedentes hacia el Universo.

El profesor de Ingeniería Civil Industrial y director del centro iUAI Systems, fue contactado por ingenieros del equipo de mantenimiento de ALMA quienes buscaban una solución para detectar, eficazmente y con anticipación, fallas en el sistema de procesamiento de señales, primordial para el correcto funcionamiento del radiotelescopio.

“El mantenimiento predictivo es fundamental pues permite adelantarse y, por ejemplo, solicitar con meses de anticipación una pieza que sabemos va a fallar. Esto es importante ya que la fabricación de ciertas partes y piezas de estas antenas puede demorar largo tiempo”, señaló Rodrigo Carrasco que agregó que el algoritmo para ALMA se encuentra en su etapa final de desarrollo.

Se espera que el profesor Rodrigo Carrasco viaje pronto hasta el observatorio ALMA para presentar cómo opera este algoritmo y buscar formas de cooperar en el desarrollo de nuevas soluciones para la detección y el diagnóstico de fallas.

Fotografías: www.almaobservatory.com

130507_moritaACA_02

Redes Sociales